Es muy grave para un juez que un órgano superior como es el TSJA pida a los máximos responsables de la judicatura que estudie la "falta de voluntad de colaborar" de ese juez. Pues eso es lo que ha hecho el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) tras conocer las graves acusaciones y dudas que Mercedes Alaya ha imputado a su sucesora en los juzgados sevillanos, María Núñez y de las que hoy ha informado ELPLURAL.COM.

"Falta de voluntad de colaborar"
Tras conocerse el informe que Mercedes Alaya ha elevado al Consejo General del Poder Judicial en relación a la juez Nuñez en las que duda de su experiencia, conocimiento y la acusa de ser amiga del consejero de Justicia Emilio de Llera, el TSJA se ha dirigido al CGPJ instándole a que estudie la "falta de voluntad de colaborar" de Alaya.

Queja ante el CGPJ
El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha solicitado al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) que valore este hecho tras constatar las descalificaciones que vierte Alaya sobre su compañera en su escrito de alegaciones contra el reparto de las ‘macrocausas’ acordado por el TSJA. De alguna forma este hecho se puede considerar como una importante queja del Alto Tribunal Andaluz por la airada reacción de Alaya.

Ira de Alaya contra el TSJA
Según distintas fuentes la magistrada tenía el compromiso verbal de miembros del CGPJ para que siguiera instruyendo las dos grandes "macrocausas", EREs y cursos de formación. Ante ello tomó posesión de su plaza en la Audiencia Provincial de Sevilla al mismo tiempo que pidió una comisión de servicio para seguir instruyéndolas. El malestar, y posiblemente su enojo y reacción de ira contra la juez María Nuñez, puede provenir de la decisión posterior del TSJA -7 de julio- sobre el reparto de trabajo en el Juzgado de Instrucción número 6 y la asignación a Alaya del caso ERE y el delito societario de Mercasevilla, y a la titular de las otras 'macrocausas'.