La Guardia Civil de Sevilla está investigando a un individuo por supuestos delitos cometidos con animales de compañía, al aparecer dos canes muertos por supuesto ahorcamiento. Según ha informado en un comunicado, efectivos de la Patrulla de Comandancia del Seprona de la Guardia Civil de la Comandancia de Sevilla conocieron a través de un ciudadano del hallazgo de dos perros muertos envueltos en mantas y plásticos perfectamente empaquetados en el cauce de un arroyo del término municipal de Espartinas. Ya en el lugar, los agentes comprobaron que los animales, ambos de la raza 'shar pei' cruzado con 'bóxer', se encontraban en avanzado estado de descomposición, tenían cuerdas atadas en el cuello y presuntamente habían sido matados por ahorcamiento. Tras diversas pesquisas, identificaron al propietario de los dos canes encontrados, J.P.R.C., de 28 años y vecino de Espartinas, procediéndose a su investigación por un supuesto delito de maltrato animal. OTRO CASO EN DOS HERMANAS Por otra parte, agentes de la misma Unidad del Seprona, investigan a una mujer J.B.M., de 44 años de edad y vecina de Dos Hermanas, por otro supuesto delito de maltrato animal por la omisión de los cuidados básicos, ya que al aparecer sus dos cachorros de 28 días de edad, de la raza 'American Staffordshire Terrier', sufrieron graves quemaduras con un calefactor eléctrico, los cuales y tras padecer grandes dolores y sufrimiento, murieron. Todo ello puesto en conocimiento a través de una Asociación protectora de animales de la localidad de Dos Hermanas.