Estas acusaciones se producen después de que el PP anunciara por decreto de Alcaldía que la gestión de la escuela de flamenco será trasladada a manos de la empresa Gegsa, dedicada fundamentalmente a la gestión de eventos deportivos, según publica Granada Hoy.

"Equilibrista de la legalidad"
"Mucho nos tememos que quieren convertir Gegsa en un reducto para sus artimañas. En todo este circo, el alcalde, José Torres Hurtado, es el auténtico equilibrista de la legalidad", denunció Francisco Cuenca.

"No han justificado la creación de este puesto"
Y dieron más datos. Según el PSOE en este decreto de Alcaldía se pedirá a Gegsa la creación de un nuevo puesto de trabajo para que se encargue de la administración de la escuela. "No han justificado la creación de este puesto; tampoco han definido qué criterio seguirán o qué formación es la que se pide para designar al que se encargará de desarrollar esa labor de administración y de gestión".

"Asignado antes de crearlo"
Según los socialistas esto es así porque, "seguramente ese trabajo ya estaba asignado incluso antes de crearlo, al igual que pasó anteriormente con el director de la escuela, Antonio Vallejo, que curiosamente seguirá en el mismo cargo, ya que el puesto que piden es un añadido a los ya existentes" señaló el portavoz.

"Sin justificación"
Cuenca arremetió contra la política de austeridad del Ayuntamiento. "En un tiempo en el que recortan personal, en el que recortan servicios sociales y atención a los más necesitados, no tienen reparos en encomendar a Gegsa la creación de un nuevo puesto de trabajo en la escuela de flamenco, sin justificación", argumentó Cuenca.

Más coherente
Para los socialistas sería mucho más coherente que se encargase de gestionar la escuela el área de Educación o la Fundación Granada Educa y creen que detrás de esta decisión pretenden alejar del control de los ciudadanos y de la oposición este tipo de asuntos. "No sabemos qué pretensiones tiene Torres Hurtado al trasladar ámbitos de gestión social y educativa a otros espacios de gestión que no tienen ese uso. Lo que está claro es que no les interesa la buena gestión, pero sí poder controlar y ocultar sus chanchullos", añadió Francisco Cuenca.

Polémica por varias cuestiones
Esta denuncia es una continuación de las quejas que ya se produjeron el año pasado, cuando el PP puso en marcha la Escuela Municipal de Flamenco. La decisión creó polémica por varias cuestiones: primero, porque restaba espacio a lo que estaba planteado para ser un centro de día para ancianos. "Creemos que la utilidad auténtica de esa escuela de flamenco era generarle un puesto de trabajo bien remunerado -más de 40.000 euros- al presidente del PP en la zona Norte, Antonio Vallejo", explicó Cuenca. Y lo que también molestó fue que "la persona que se contrató del PP no tenía ninguna acreditación ni formación para el cargo en el que lo colocaron. Una vez más, nos vemos obligados a denunciar estos actos y pedir transparencia al alcalde", finalizó el portavoz de los socialistas.