Los hechos se remontan al año 2013, cuando el gobierno municipal del PP subió el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI)  y la asamblea local de IU en la localidad dinamizó e impulsó movilizaciones contra la subida del tributo. Concretamente, la denuncia fue interpuesta durante una asamblea celebrada en una zona peatonal del municipio en la que había unos 130 vecinos y vecinas que portaban pancartas alusivas al “IBI atraco”. En el momento en el que los manifestantes se disponían a colocar las pancartas para dar comienzo al acto de protesta, el que fuera primer teniente de alcalde, Javier Jiménez, invitó a disolver la reunión. Ante la negativa de los vecinos a disolver la asamblea, el exprimer teniente de alcalde llamó a la Guardia Civil, que pidió los DNI de las personas que estaban detrás de la convocatoria de la reunión, a lo que todos los asistentes hicieron cola ante la Guardia Civil para entregar su documentación y autoinculparse en señal de protesta y en solidaridad con las personas consonantes. Así, la Subdelegación del Gobierno de España en Andalucía aplica sanciones solamente a tres militantes de Izquierda Unida, sendas multas de 301 euros a Lorenzo Carbajo y José Calado y de 900 euros a Juan Antonio Rodríguez, portavoz municipal de IU en la localidad sevillana. “Que de entre todas las personas autoinculpadas sólo se haya multado a los miembros de IU viene a señalar la clara intencionalidad política y represiva de las multas y el atentado mayúsculo contra la libertad de reunión y de asociación política”, manifiesta José María Calado, coordinador de IU en Espartinas. Agotada la vía administrativa, los denunciados recurrieron las sanciones por la vía judicial, vista que se celebrará este martes 19 de enero en el Juzgado de los Contencioso-Administrativo de la capital andaluza a las 11:30 horas y a la que está prevista la asistencia de diputados y ediles de la coalición de izquierdas en solidaridad con sus compañeros procesados.