Se jugaba el partido de fútbol de segunda andaluza entre el UD Tesorillo y el Jédula. Aficionados del equipo gaditano local se dirigieron durante gran parte del partido a la asistente llamándola "guarra, zorra, puta". También profirieron gritos soeces como "ojalá Franco levantara la cabeza y os mandara a vuestros sitio, que es la cocina" o "vete a fregar, que éste no es tu sitio".

Multa ridícula de 50 euros
Tras incluirse estos incidentes en el acta arbitral, la Real Federación Andaluza de Fútbol (RFAF)ha sancionado a la UD Tesorillo de la forma más leve posible, es decir con una ridícula multa económica de 50 euros. Ante ello el Sindicato de Árbitros de Fútbol de España ha calificado este hecho como "una burla" dicha sanción.



"Minúscula e insignificante"
Un portavoz de este colectivo, en proceso de constitución formal, ha trasladado su indignación por esos hechos "extremadamente graves" y también por la respuesta de la Federación Andaluza, al considerar "minúscula e insignificante". Asimismo cree que constituye toda "una burla" la mínima sanción impuesta. Según el sindicato la Federación "siempre mira para otro lado", al no pronunciarse sobre las cuarenta o cincuenta denuncias hechas públicas existentes en la actualidad.

Imponen la ley del silencio a la linier
También ha desvelado que la propia federación ha prohibido a la linier que hable o realice manifestaciones a los medios de comunicación, algo que no tiene ninguna base legal. La auxiliar se halla "un poco agobiada» y, parece que no va a denunciar en el juzgado por no haber podido identificar a sus agresores verbales.

El club pide perdón
La UD Tesorillo, en nota de prensa, echaza y reprueba totalmente esos hechos, y pide perdón públicamente a la asistente en particular y a todo el colectivo arbitral en general. Ha asegurado que los protagonizaron un "reducido" número de personas que no representan a la "extraordinaria afición y mucho menos al pueblo de San Martín del Tesorillo".