Psiquiatra de prestigio y cofrade de postín, se estrecha el cerco judicial contra quien fuera uno de los baluartes de la Sevilla más distinguida. 25 de las 32 presuntas víctimas del psiquiatra y ex hermano mayor de Pasión Javier Criado citadas a declarar ratificaron ayer en el Colegio de Médicos de Sevilla los testimonios que han presentado en los últimos meses ante esta institución, donde acusaban al psiquiatra de haber incurrido en mala praxis profesional y de haberlas sometido a "tocamientos impúdicos" y relaciones sexuales "no consentidas" en su consulta "y en su propia casa". Seis de las denunciantes ya habían ratificado con anterioridad sus testimonios ante los tribunales ordinarios. Pese a la magnitud del escándalo, que saltó a la actualidad en junio pasado, inicialmente Criado contó de manera tácita con significativos apoyos públicos, así como con un más que benévolo tratamiento por parte de los medios de comunicación locales de Sevilla. Días después de conocerse el caso, Criado difundía un comunicado considerando los hechos "falsos de toda falsedad" y asegurando que algunos de ellos "ya fueron denunciados hace más de 10 años e investigados en sede judicial penal, finalizando con pronunciamiento de la Audiencia Provincial de Sevilla acordando, a solicitud del Ministerio Fiscal y de mi defensa, el sobreseimiento de la causa, siendo archivada”. Las denuncias, añadía, "entrañan un gravísimo atentado contra su honor, dignidad profesional y buen nombre". SILENCIO Y COMPRENSIÓN Uno de los puntos de inflexión del caso tenía lugar a principios de septiembre, con la renuncia de Criado a su cargo de hermano mayor de la Hermandad de Pasión, donde no se le intentó convencer de su continuidad. En todo caso, la cofradía sevillano no había llegado hasta ese momento a pronunciarse públicamente sobre una denuncia colectiva que ha perjudicado el buen nombre de la hermandad. El propio Arzobispado de Sevilla se mostró en un principio poco receptivo con la petición de las víctimas de que tomara partido frente al hermano mayor de Pasión. Las mujeres también trasladaron sus denuncias al Vaticano. En total, son hasta 32 las personas que han denunciado "abusos" y malas praxis de Criado, por lo que el Colegio de Médicos dio traslado de los casos a la Fiscalía de Sevilla y abrió paralelamente un expediente para investigar los hechos. Tras escuchar la versión del afectado, citó este viernes a declarar a las 32 denunciantes, 25 de las cuales han podido acudir a la institución colegial a lo largo de la mañana para ratificar todos y cada uno de los testimonios presentados hasta la fecha, según han informado en un comunicado las víctimas. El grupo de mujeres, alguna de ellas muy conocidas por pertenecer a prestigiosas familias de la ciudad, por ostentar cargos de responsabilidad institucional o por ser esposas de políticos y empresarios", se conocieron en junio de este año a través las redes sociales, tras publicar una de ellas su caso. RATIFICACIÓN ANTE LOS TRIBUNALES Seis de estas víctimas ya habían ratificado igualmente sus testimonios ante los tribunales ordinarios de Justicia, en un primer acto de conciliación previo a la querella por injurias que el psiquiatra amenazó con interponerle a ellas seis al considerar que los hechos que denuncian estas mujeres son "falsos de toda falsedad", según ponía en su escrito. Sin embargo, todas esas demandas "han sido archivadas en los últimos dos meses en actos en los que las víctimas acudieron a ratificar su testimonio mientras que el psiquiatra no acudió". Por su parte, la plataforma de Víctimas de Javier Criado, constituida oficialmente como asociación con el nombre Veritas, presentará la próxima semana sus denuncias ante los tribunales ordinarios de justicia por "abusos" del psiquiatra sevillano contra esas pacientes. Desde que en el mes de junio varias de ellas hicieran público su caso, "más de 50 mujeres se han puesto en contacto con esta asociación asegurando haber sufrido este tipo de trato en las últimas tres décadas". De ellas, hasta 32 "se animaron a dar el paso de hacerlo público y presentaron su testimonio oficial ante el Colegio de Médicos, que envió los escritos a la Fiscalía de Sevilla". Sin embargo, según explica el comunicado, al ser un delito que requiere la personación de las propias víctimas en los tribunales, "estas mujeres se han organizado tras el verano para presentar formalmente sus denuncias en los juzgados". Tras tres meses de "intenso" trabajo "por las dimensiones alcanzadas", ya han elaborando los distintos informes técnicos psicológicos individuales y ordenado la numerosa información recibida. MÁS DE MUJERES Desde julio, la asociación ha atendido a más de 50 mujeres que "han asegurado haber sufrido todo tipo de abusos y vejaciones en la consulta de Javier Criado, desde un simple trato soez a tocamientos o relaciones sexuales, aprovechándose de su autoridad ante estas mujeres en un momento delicado de sus vidas y gracias a los numerosos fármacos que les recetaba". "Muchas de esas mujeres han roto su silencio y aseguran que nunca habían dicho nada sobre estos abusos por miedo a la respuesta de sus familias y amigos. De hecho, algunas han preferido seguir en el anonimato por miedo al rechazo social y no interpondrán denuncias, aunque han agradecido ser escuchadas por mujeres que han pasado por lo mismo que ellas", expone el comunicado de las víctimas. Sin embargo, otras muchas mujeres han dado el paso adelante y se han mostrado dispuestas a ofrecer públicamente su testimonio, como las 32 que han presentado formalmente ya su caso ante el Colegio de Médicos de Sevilla, y las que se presentarán en los tribunales ordinarios de Justicia.