La presidenta de la Junta, Susana Díaz, ha apostado por "combatir" el diferencial de paro que Andalucía mantiene con otras comunidades y con Europa aprovechando las "posibilidades" que presenta el tejido industrial andaluz.

Atlantic Cooper
Durante su visita a la planta de Atlantic Copper en Huelva, en la que la presidenta de la Junta ha inaugurado el Centro de Interpretación del Cobre, Díaz ha reafirmado que desde el Gobierno andaluz "vamos a continuar colaborando" con las empresas, "eliminando trabas burocráticas, dando seguridad jurídica a la inversión y facilitando la responsabilidad social y la creación de empleo estable y digno".

En su discurso, ha dejado claro que "2016 va a ser un año bueno para Andalucía, una tierra que tiene oportunidades, estabilidad política, buenos servicios públicos, grandes infraestructuras y enorme talento para llegar al límite de sus posibilidades".

Destaca la minería
Por parte del Ejecutivo andaluz, según su presidenta, se van a "poner todos los medios a su alcance para que Andalucía sea esa tierra competitiva que demandan los andaluces y que en estos momentos está en condiciones de ser". Entre los sectores estratégicos de futuro, Susana Díaz ha destacado la minería, ya que "Andalucía tiene un subsuelo rico y eso se tiene que traducir en empleo de calidad y en un aumento del bienestar de las comarcas que tienen ese subsuelo".

Riqueza y empleo
"Es una realidad que tenemos que optimizar y que tenemos que transformar en riqueza y empleo", ha señalado Díaz, que ha apostado por dar "seguridad jurídica" para que la minería llegue "al límite de sus posibilidades" y ha apelado a la "responsabilidad política de cuantos interactúan en la vida pública para que esa seguridad jurídica sea un elemento de garantía que permita que la inversión se traduzca en creación de empleo y en bienestar".

Innovación y conocimiento
Asimismo, ha advertido de que "tenemos que hacer una apuesta seria en España por que la política energética sea segura y no errática, que no dé vaivenes, para permitir la economía sea productiva, que se abaraten los costes y que no recaiga siempre sobre los trabajadores el peso de que los productos sean competitivos en los mercados". La presidenta valoró el compromiso de Atlantic Cooper en su planta de Huelva. La competitividad, a su juicio, debe venir de la mano de la innovación y el conocimiento y no del abaratamiento de costes laborales y, en ese sentido, ha puesto como ejemplo de compromiso el de Atlantic Copper en su planta de Huelva