[cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]1.[/cita] Pablo Iglesias demostró ayer ser un jugador audaz, demasiado audaz mientras que Pedro Sánchez demostró ser un jugador tranquilo, demasiado tranquilo. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]2.[/cita] La oferta de Pablo Iglesias a Pedro Sánchez, ¿es propiamente una oferta, una trampa, una oferta-trampa, una trampa-oferta, una oferta-oferta, una trampa-trampa o todo eso al mismo tiempo? [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]3.[/cita] Pablo Iglesias tiene inclinación a la soberbia (y eso lo pierde, de momento) mientras que Pedro Sánchez tiene inclinación a la frialdad (y eso lo salva, de momento). [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]4. [/cita]Pablo Iglesias es el líder sólido de un partido líquido (pero con tendencia a la solidez), mientras Pedro Sánchez es el líder líquido de un partido sólido (pero con tendencia a la liquidez). [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]5. [/cita] Pablo es el apóstol fundador de una nueva Iglesia cuyos fieles, al tenerlo todo por conquistar, mantienen la fe intacta, mientras que Pedro es el pontífice de una Iglesia antigua cuyos cardenales, al haberlo conquistado todo, ya no se fían unos de otros. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]6. [/cita] Al PP le intranquiliza que Mariano Rajoy no haya intentado ser presidente y al PSOE le intranquiliza que Pedro Sánchez lo intente demasiado. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]7. [/cita] Si Pedro Sánchez no llega a ser investido presidente será porque (y solo porque) su partido no se lo permite: en su tenaz e inquebrantable determinación de serlo reside su mayor fortaleza pero también su más peligrosa debilidad. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]8. [/cita] La mesa de un Consejo de Ministros donde se sentaran PSOE y Podemos llevaría inevitablemente incorporado un artefacto explosivo que Pablo Iglesias y Pedro Sánchez siempre tendrían la tentación hacer estallar en el momento que estimaran más oportuno, aunque eso no significa que lo hicieran. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]9. [/cita] Triunfa la investidura de Sánchez. PSOE, Podemos e IU forman coalición. Primera reunión del Consejo de Ministros. Toma la palabra el vicepresidente: ‘Se abre la sesión. Presidente, puedes empezar’. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]10. [/cita] Después de pedirse el sillón de vicepresidente tras haber demonizado con tanta pasión y durante tanto tiempo los sillones, Pablo Iglesias podría escribir un libro titulado ‘Fenomenología de los sillones. Prolegómenos para una teoría del poder’. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]11. [/cita] Pablo Iglesias con su veloz oferta y Pedro Sánchez con su inocultable ansiedad le pusieron en bandeja a Mariano Rajoy su espantada de ayer. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]12. [/cita] Al renunciar provisionalmente a la investidura sin intentarlo siquiera, ¿Mariano Rajoy empieza a cavar la tumba de Pedro Sánchez o a cavarse la propia? [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]13. [/cita] A Rajoy, que dice no presentarse a la investidura porque no ha logrado apoyos suficientes, habría que preguntarle lo que a aquel del chiste que rezaba cada noche para que le tocase la lotería y al que Dios le puntualizaba: ‘Pero deberías comprar algún décimo de vez en cuando, ¿no?’. [cita alineacion="izquierda" ancho="50%"]14. [/cita] ¿La espantada de Rajoy es, como creen sus enemigos, un acto de cobardía torpemente envuelto en los ropajes de la táctica o es, como creen sus amigos, un movimiento táctico astutamente envuelto en los ropajes de la cobardía?