Autonomías

El juez Penalva será apartado del Caso Cursach por “falta de apariencia de imparcialidad”.

Será sustituido por Florit, que ya se había hecho cargo del caso mientras la Audiencia se pronunciaba.

Jue, 8 Mar 2018

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares ha recusado al titular del Juzgado de Instrucción número 12, Manuel Penalva, juez instructor del caso Sancus/Cursach', por falta de "apariencia de imparcialidad" y queda definitivamente apartado del caso.

Miquel Florit, que ya se había hecho cargo del caso mientras la Audiencia se pronunciaba, será el juez sustituto.

La Audiencia ha desestimado también la petición de recusación por enemistad manifiesta, pero a pesar de ello con esta resolución, Penalva queda fuera de la causa principal y de las piezas separadas.

Aunque la recusación inicial fue solicitada por la defensa de  Bartolomé Sbert, directivo de Grupo Cursach en diciembre de 2017, a ella se adhirieron las defensas de muchos de los implicados en el caso.

En el escrito, se reflejan conversaciones mantenidas entre Penalva y la testigo 31 y se establece que la expresión “hijos de puta" proferida por el instructor en referencia a unos investigados, compromete su apariencia de imparcialidad por cuanto perturba la imagen de exquisita imparcialidad y ausencia de valoraciones previas de presunción.

A pesar de esto, la Sala explica en la resolución que "no se trata de analizar" si el juez "ha perdido la imparcialidad ni tampoco se cuestiona su profesionalidad, ni su capacidad para la independencia y la imparcialidad", sino "su posición institucional en el proceso como tercero ajeno e indiferente" que es la que ha sido considerada "comprometida".

Cabe resaltar que este mismo miércoles se ha notificado otro incidente de recusación en el mismo sentido tras la solicitud de una de las defensas de uno de los ciudadanos rumanos presentes en la causa. En esta ocasión también se argumenta "pérdida de apariencia de imparcialidad" por lo que se le aparta del caso.

La Sala esgrime que la estimación de la causa de recusación es procedente desde el momento en que el contenido de los mensajes de Whatsapp remitidos por el instructor a la testigo 31 "comprometen esa apariencia".

Según apuntan, este hecho debilita la capacidad del instructor para generar la confianza necesaria de las partes y de la sociedad respecto a su posición como tercero.

Así pués, se aparta definitivamente al juez Manuel Penalva de la investigación, que será asumida por su sustituto ordinario, el juez Miquel Florit.