Cartel de un mitin electoral de Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo en las generales de 2016.
Alianza política

Una comisión paritaria de IU y Podemos pilotará la confluencia

El preacuerdo que mañana aprobarán ambos partidos contiene pocas concreciones, salvo la paridad del Grupo Motor y la celebración de primarias conjuntas

47
Sáb, 26 Mayo 2018

“Grupo Motor: Se compondrá inicialmente de doce miembros, seis por cada organización. Será el órgano que asuma la dirección política del proceso de confluencia en Andalucía”. “Celebración de unas primarias conjuntas como forma de elección de las listas electorales a nivel autonómico, estableciendo mecanismos de radicalidad democrática”.

Estos son prácticamente los dos únicos puntos concretos que contempla el preacuerdo de confluencia suscrito por las direcciones políticas de Podemos Andalucía e IU Andalucía, que se ha dado a conocer hoy y que deberá ser ratificado mañana por los máximos órganos de ambas organizaciones.

El resto de puntos del preacuerdo son casi en su totalidad generalidades programáticas en que la se abarca mucho pero se aprieta poco: poco en el sentido de que el texto acordado deja para más adelante aspectos cruciales como la concreción de la elaboración del programa, la creación de la marca electoral o las confluencias municipales.

Aunque la confluencia como tal parece estar todavía muy verde, la voluntad de ambas partes de cerrarla cuanto antes es muy firme y la complicidad entre los los líderes es total.

Un doble mensaje

Todo ello acentúa la impresión de que Antonio Maíllo y Teresa Rodríguez podrían haber acelerado los plazos y precipitado la presentación publica de un acuerdo en el que llevan meses trabajando y cuya principal virtualidad en estos momentos radicaría en el hecho mismo de presentarse.

Aunque la mayor parte de los detalles están por discutir y concretar, los dos líderes mandan a sus bases y a sus direcciones nacionales un doble mensaje: que IULV-CA y Podemos Andalucía tienen agenda propia y que no repetirán los errores cometidos en el vertiginoso proceso de creación de Unidos Podemos.

El programa y la marca

Sobre el programa electoral de la futura fuerza política, el texto del preacuerdo se compromete no sin cierta vaguedad al “establecimiento de fórmulas para la elaboración colectiva y participativa de un programa político de gobierno para Andalucía y para sus ayuntamientos”. También añade que “el mecanismo de elaboración programática debe incorporar la participación activa de toda persona u organización que quiera contribuir al cambio político en Andalucía”.

En cuanto al nombre de la formación, “el grupo motor diseñará la marca electoral con la que la confluencia concurra a las elecciones autonómicas y municipales. La voluntad de IU y Podemos es encontrar una fórmula en la que todos los actores del proceso de unidad se sientan representados”.

Entre los principios políticos del preacuerdo se recoge también un código ético cuyo principio rector es la desprofesionalización de la política, aunque no detalla nada más.

Contra el 'régimen'

El preámbulo del preacuerdo recoge una serie de principios políticos ya conocidos y muy familiares para los militantes e inscritos de IU y Podemos. Se trata, afirma el documento, de crear una "herramienta que canalice las aspiraciones de las clases populares andaluzas” para promover el “cambio profundo” de una Andalucía que se encuentra en una “situación extractiva, subsidiaria y secundaria en el conjunto del Estado”

Frente a “un gobierno conservador -de conservar el poder como autoobjetivo- liderado por un PSOE” y “una derecha reaccionaria que no nos representa como pueblo”, los promotores de la confluencia apuestan por “un proyecto ilusionante, amplio y democrático”, capaz de configurar “espacios amables en los que nadie sobra, donde no caben los vetos”. El objetivo es “mejorar la vida de la gente” y “no apuntalar al régimen en ninguna de sus versiones”.

Confluencia municipal

Sobre la controvertida confluencia municipal, se dice simplemente que “las dos organizaciones tienen la voluntad y la obligación de trabajar para lograr que la confluencia se exprese en todos y cada uno de los municipios de Andalucía, con el objetivo de construir nuevas mayorías políticas de cambio bajo el marco político expresado anteriormente”.

En este sentido, añade el texto, “IU y Podemos se comprometen a articular mecanismos de seguimiento que permitan que en nuestra tierra sea posible candidaturas de confluencia municipal que planten cara a las políticas de siempre, que sea un dique a la derecha - PP y Cs - y alternativa al PSOE”.