Imagen del díptico del PP contra el impuesto de sucesiones.
sucesiones

El lobo socialista contra la heredera Caperucita

El PP-A utiliza el popular cuento infantil en una nueva campaña para convencer a los andaluces de que el impuesto de sucesiones es un expolio

0
Lun, 11 Sep 2017

El PP andaluz no se da por vencido ni por satisfecho en su ya larga campaña contra el impuesto de sucesiones. Su presidente, Juanma Moreno, ha anunciado hoy una nueva ofensiva propagandística mediante el reparto de publicidad a domicilio y también en redes sociales bajo el lema '#QueNoTeCuentenCuentos'.

El díptico publicitario tiene como hilo conductor el cuento popular de Caperucita. Un dibujo en su interior muestra a Caperucita diciendo “Abuelita, abuelita, ¡qué casa más bonitas tienes!”, a lo cual contesta el lobo feroz desde el otro lado de la casa con estas palabras: "¡Para quedármela yoooo!".

Reformas a la baja

Por si alguien tuviera alguna duda de quién es el lobo, la publicidad lo aclara: el PSOE de Andalucía, pues no en vano “lleva años contándonos cuentos a los andaluces sobre el impuesto de sucesiones: que si lo vamos a reformar, que si lo van a rebajar... pero los andaluces ya estamos hartos de los cuentos del PSOE y sus socios de Ciudadanos".

Como se sabe, el impuesto ya fue reformado el año pasado por exigencia de Ciudadanos para subir hasta 250.000 euros por sucesor directo el tope exento de pagar el impuesto. El partido naranja no se dio por satisfecho y ha condicionado su apoyo a los presupuestos de 2018 que ese tope exento se eleve a un millón de euros. Si ahora el impuesto solo lo pagan los herederos bastante acaudalados o directamente ricos, con la nueva reforma solo lo pagarían los muy ricos o muy acaudalados.

El agravio

El problema para los dirigentes socialistas andaluces es que en otras comunidades –aunque no en algunas del PP– la bonificación del impuesto es del 99 por ciento y ello crea un agravio que Bonilla está explotando a fondo. 

En el material publicitario de la campaña el PP expone así sus argumentos: "Los andaluces no queremos más anuncios de reformas ni rebajas, que siempre esconden trampas y letra pequeña. No queremos seguir pagando más impuestos que el resto de españoles. Que nadie nos arrebate el fruto del esfuerzo de toda una vida de nuestros padres y familias. Lo demás sólo son cuentos".

La opinión de los técnicos de Hacienda

En el debate sobre el impuesto de sucesiones, cuya supresión es competencia del Gobierno central, llegaron a opinar, además de los partidos, los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), para quienes los principales beneficiarios de la supresión del Impuesto de Sucesiones y Donaciones sería el 0,7% de los contribuyentes con mayor renta, mientras que los principales perjudicados serían el 72,4% de los contribuyentes que ingresan entre 6.000 y 60.000 euros al año, que tendrían que compensar la pérdida de recaudación.

El Estado, recordaba la asociación de técnicos en marzo pasado, "recauda cada año 2.736 millones de euros con este impuesto, el 0,3% del PIB y su supresión implicaría un aumento de la escala autonómica del IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio para compensar a las comunidades autónomas". 

Un regalo para los ricos

Para Gestha, los grandes beneficiarios serían los futuros herederos de las 181.778 mayores fortunas del país, que recibirán una herencia de 559.788 millones de euros netos, sin deudas. Estos herederos ingresan una media de 103.626 euros anuales y entre ellos destaca un exclusivo grupo de potentados formado por 5.394 personas que obtienen ingresos superiores a 600.000 euros.

Para Gestha, sustituir Sucesiones por el IRPF y el IBI "sería tanto como aceptar que buena parte de las ventajas fiscales de los herederos de las grandes fortunas las paguen las personas de clase media que sean propietarias de uno o dos inmuebles, como el 77,7% de los españoles que poseen una vivienda o una vivienda y un garaje".