El pasado 9 de diciembre Albert Rivera no dudo en gritar y repetir varias veces en un mitin en granada el ya conocido lema de: “Sí se puede”, una frase creada y usada tanto por la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) como por Podemos. Minutos después, se tuvo que enfrentar a los abucheos de un grupo de activistas de la PAH. Ahora, se enfrenta a las acusaciones de la que fue la presidenta de la asociación y actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.

Este domingo, Podemos llenaba la Caja Mágica de Madrid con un mitin en el que contaron con el apoyo y la presencia de Colau. Más allá de presentar sus propuestas, la alcaldesa de Barcelona uso algunos de sus minutos de protagonismo para arremeter contra Ciudadanos y contra Rivera. Por dos motivos: si nos nuevos y traerán el cambio, ni pueden usar el lema de “Sí se puede”.

Sin experiencia en la calle
La alcaldesa ha criticado duramente a la formación naranja asegurando que aunque se bauticen como Ciudadanos, no lo son ni tienen experiencia en la calle. “Por mucho que se llamen ciudadanos, los que de verdad somos ciudadanos de a pie y llevamos años y años en la calle no los hemos visto nunca. Ni parando un desahucio, ni defendiendo hospitales, ni defendiendo escuelas. Estaban haciendo cursos de oratoria y de retórica en escuelas privadas y en master de pago”, ha denunciado.

Pero está claro que lo que más le ha dolido es tener que escuchar de los labios de Rivera la frase que tantas veces ha repetido ella. “Tienen la osadía de seguir sin escuchar a la ciudadanía y con todo lo que ha pasado en este país con los desahucios siguen sin asumir las demandas de la PAH”, ha lamentado.

Y aun así y mientras que apoyan a los bancos, según ha dicho Colau, “tienen la cara dura de en sus mítines decir ‘Sí se puede’. Lávese la boca Señor Rivera antes de decir ‘Sí se puede”, ha pedido. “Póngase delante de las casa y entonces grítelo. Juéguesela como se la ha jugado medio país delante de la Policía y delante de los bancos”.

La no regeneración de Ciudadanos
“Aquí sé que se os ha presentado el partido autodenominado Ciudadanos como algo nuevo, algo de regeneración. En Cataluña es muy viejo y esto lo quería compartir”, ha explicado Colau mientras comenzaban los pitos del público, unos abucheos que se repitieron cada vez que se hablaba de Rivera y su formación.

Y para apoyar esta afirmación, pone ejemplos con nombres y apellidos. En el Ayuntamiento de Barcelona, “Ciudadanos está representado por la señora Mejía. Una auténtica profesional de la política porque desde luego como nueva no se puede presentar. Ha sido 11 años diputada y concejala con el PP”, ha asegurado. “Cuando vieron que el bipartidismo estaba de capa caída, buscaron nuevas siglas. Quizá las siglas sean nuevas, pero con el proyecto a nosotros no nos engañas”, ha añadido.

Ante las acusaciones constantes de ser una formación sin experiencia, Colau no ha dudado en reconocer que es cierto, que hay que poner sobre la mesa los currículos de todo el mundo, para luego decir con dobles intenciones que los que ahora son de Ciudadanos sí que tiene experiencia “muchos años de experiencia en el Partido Popular”.