Este lunes se ha celebrado el último gran debate antes de las elecciones del próximo 20 de diciembre, el último y el primero que ha contado con el honor de tener presente a Mariano Rajoy.

Tras algunos instantes de tensión en el que Rajoy ha llamado “miserable, ruin y mezquino” a Sánchez, los líderes de los partidos emergentes han valorado este cara a cara.

Para Pablo Iglesias, líder y candidato de Podemos, no ha ganado ninguno de los dos candidatos. "En este debate hemos visto bajadas al fango pero ninguna ilusión", ha explicado.

Según Iglesias, España se merece otro tipo de presidente, un líder que sepa debatir sin insultarse. Además, ha explicado que, desde que empezó la campaña, él ha podido debatir con Rivera hasta en cuatro ocasiones y, aunque no comparten ideas, más bien lo contrario, nunca se han tratado como lo han hecho los candidatos del PP y el PSOE esta noche.

"Me alegro de no participar en este tipo de debates", ha dicho para asegurar que "no está mal mirar al retrovisor de vez en cuando" pero hay que hacerlo también hacia delante y cerrar una etapa: la del fango y la del bipartidismo.

“No se es más convincente por usar palabras más gruesas” sino que se hace con hechos, ha terminado Iglesias.

Por su parte, el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, ha asegurado que este ha sido “el último debate del bipartidismo”. La sensación de debatir en el ‘y tu más’”… creo que España se merece más”, ha lamentado.

El voto indeciso
Hay mucha gente indecisa que esperaba ver hoy un cambio de ritmo, partidos que se ponen las pilas, partidos que toman nota y no lo han visto”, ha recordado aludiendo al 41% de personas que, según el CIS, todavía no saben qué papeleta meterán en la urna el 20-D.

Asegura que no ha visto propuestas sobre la mesa y que eso va a ayudar a que los indecisos se inclinen por opciones mejores.

“Si la gente reflexiona un poco verá que ninguno de estos dos señores se merecen ser presidentes del Gobierno”, ha dicho Iglesias. “Peor que esto no creo que lo podamos hacer”, ha añadido Rivera.