Los partidos no sólo se baten en mítines y en las teles, la guerra también está en las redes sociales, donde los partidos echan mano de melodrama, sensiblería y hasta de caricaturas para ganar votos con spots propagandísticos.

La casta, Miguel y el fútbol
Podemos ha recuperado el término que ‘registró’ en el inicio de su andadura política, la casta, en un vídeo en el que el protagonista es un padre de familia, Miguel, que sufre la ausencia de su hijo obligado a emigrar, con quien ya no puede compartir los partidos de fútbol.

Una situación que cambia tras un hipotético triunfo de Podemos, según muestra el vídeo, cuando el hijo de Miguel puede regresar a casa y disfrutar de un partido junto a su padre.



El vídeo sensiblero de Rivera
Ciudadanos ha recurrido a un tono sensiblero en un spot en el que puede verse a Albert Rivera escribiendo una carta a su hija y por momentos mirando al horizonte:  "El día que puedas leer esta carta espero que vivas en un país mejor", escribe el líder de Ciudadanos.

Luego, Rivera aparece por las calles, en imágenes que recuerdan a aquellas en las que José Antonio Monago, entonces aspirante a la Presidencia de Extremadura, salía por las calles sumando ciudadanos a su causa.

En el vídeo de Rivera, igualmente, se ve al joven político abrazando a partidarios por las calles y puede escucharse voces con eslóganes del partido.



El hipster de Rajoy
El PP también se ha apuntado a esta guerra de spots con un vídeo en el que puede verse a un hípster que escandaliza a sus amigos al reconocer que votará a Mariano Rajoy. Los populares han extendido sus iniciativas propagandísticas a los periódicos con un anuncio en el que dice que se busca “un presidente del gobierno; no se necesita experiencia”.



Sánchez opta por la animación
El PSOE no se ha quedado atrás y acaba de lanzar un nuevo vídeo titulado #recortaconladerecha, en el que advierte frente a un posible pacto entre el Partido Popular y Ciudadanos. En otro llamativo corto, en este caso de animación, el PSOE denunció las políticas del PP  a través de imágenes en las que las siglas del partido aplastaban “los recortes” de Rajoy.