Leequid

Ya está en órbita Paz, el satélite español 'espía'

Vie, 23 Feb 2018

Se acabaron los contratiempos. Por fin ha despegado, después de varios aplazamientos: solo en los últimos días, se retrasó su despegue en tres ocasiones: el 17 y el 18 de febrero, y este pasado miércoles. Hoy, se ha lanzado a las 06.17 hora local (14.17 GMT), a bordo de un cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX, y desde la base aérea de Vandenberg (California, EEUU), una instalación militar situada a unos 250 kilómetros al noroeste de Los Ángeles.

Es el satélite español Paz, de observación de la Tierra, diseñado para fines militares y civiles. Su gestación data de mucho antes, de 2007, y su primer revés lo sufrió en 2015, cuando su lanzamiento, previsto con un lanzador del consorcio ruso Kosmotras, se pospuso a causa del conflicto entre Rusia y Ucrania, a causa de Crimea.

Funciones de seguridad

Con él, España entra en el club de los países con capacidad de observación de la Tierra. En Europa, sólo Alemania e Italia están en él. Dispone de tecnología radar, y gracias a ella, Paz podrá generar hasta cien imágenes diarias de alta resolución, que podrán captarse en cualquier momento del día sin depender de la luz del Sol o de las condiciones atmosféricas.

El satélite ofrecerá al Ministerio de Defensa español posibilidades de seguridad de las que ahora no dispone, como evitar el descarrilamiento de un tren al poder detectar el desplazamiento milimétrico de las vías, o luchar contra el narcotráfico. También permitirá detectar comportamientos atmosféricos anormales, lleva incorporado el AIS, un sistema de localización de tráfico marítimo mediante el cual, fusionando sus datos con los del SAR, podrá controlar cualquier movimiento sospechoso de barcos.

Pesa unos 1.400 kilogramos y mide 5 metros de altura por 2,4 metros de diámetro. Está configurado para poder dar 15 vueltas diarias a la Tierra a una altura de 514 kilómetros. Entre sus aplicaciones destacan, por ejemplo, las de inteligencia, cartografía, control fronterizo, evaluación de catástrofes naturales, urbanismo y planificación del territorio, observación del medioambiente y otros propósitos científicos.

https://www.youtube.com/watch?time_continue=2&v=-p-PToD2URA

Además de Paz, el cohete Falcon 9 ha lanzado dos prototipos de microsatélites, llamados Tintin A y B, para el proyecto de Starlink de Space X, tal y como ha confirmado Elon Musk en Twitter. Según los planes de Musk, fundador y director de Space X, Starlink será una constelación de miles de satélites que conformarán una red de internet de banda ancha mundial desde el espacio.