Leequid

El retrete de Bill Gates que puede salvar millones de vidas

0
Jue, 27 Abr 2017

Las malas condiciones higiénicas de los retretes son un serio problemas en muchas zonas del mundo. Todos los años, hasta 1,7 millones de personas mueren por enfermedades relacionadas con las deficiencias en sus servicios sanitarios. Se estima que 2.400 millones de personas no tienen un baño adecuado en sus casas, o cerca de ellas.

Retrete seguro

Es en este panorama en el que invento como el SaTo Pan. SaTo, acrónimo de Safe Toilet (retrete seguro en inglés) es un dispositivo sencillo, ingenioso, barato y efectivo. Qué más se puede pedir. Es una especie de orinal de plástico diseñado por American Standard. Alrededor de este elemento se crea una sencilla estructura de hormigón. Secciones de canalizaciones son muy útiles en este proceso.

Finalmente se instala en cualquier lugar en el que sea necesario un retrete seguro y higiénico, dentro de lo posible. La clave es un pequeño depósito que se llena con un poco del mismo hormigón de la estructura. Este depósito garantiza que el orinal plástico se cierra y que puede limpiarse con una mínima cantidad de agua. Y ahí está el secreto. Mantener el agua resultante del limpiar el retrete lo más aislada posible. Lo más alejada de la posible infestación de mosquitos. Y de paso, también aísla las letrinas de los malos olores.

Apoyo de la Fundación Bill and Melinda Gates

El SaTo Pan es realmente muy barato. Cada dispositivo cuesta 1,5 dólares. Lo más complicado es su instalación. Por ello, tanto en la producción como en la instalación están colaborando la Fundación Bill and Melinda Gates. La financiación se realiza a través de su programa de Agua, Saneamiento e Higiene. Con esta aportación se han donado ya 1,2 millones de SaTo Pan y se han instalado más de 800.000 en países como Bangladesh, Uganda, Haití, Malawi, Nepal, Nigeria y Filipinas.

Seguro que todo esto te ha parecido sorprendente y hasta cierto punto complicado. Por eso, la próxima vez que te sientes en un retrete para hacer tus necesidades piensa en lo inmensamente afortunado que eres.