Leequid

En plena ola de frío, uno de cada diez europeos sufre pobreza energética

0
Mié, 18 Ene 2017

La pobreza energética (aquella que impide pagar la factura de la luz) no remite, pero al menos, de un tiempo a esta parte somos más conscientes del problema que representa. Una de cada diez personas de la UE no puede mantener la temperatura de su casa a los niveles adecuados. En el caso de España, un 11 % de los hogares de España, 5,1 millones de personas se declaran incapaces de mantener su vivienda a una temperatura cálida en invierno, según el III Estudio de Pobreza Energética de la Asociación de Ciencias Ambientales (ACA), que asegura que en 2014 murieron en España la friolera de 7.000 personas por causas vinculadas a la pobreza energética. 

En plena ola de frío siberiano en Europa, la Comisión Europea ha publicado un estudio valorando, por un lado, medidas de eficiencia energética de bajo coste que pueden ayudar a los hogares con bajos ingresos y en situación de pobreza energética, y por otro, se examinan los fondos disponibles de la UE para el apoyo a la promoción de medidas de eficiencia energética.

La eficiencia como base

El estudio analiza además veinticuatro esquemas de diferentes países europeos que están ayudando a las personas de bajos ingresos a hacer uso de medidas de eficiencia energética de bajo coste. Y asegura que, en primer lugar, una forma de hacer frente a este problema es promover el uso de medidas de eficiencia energética, ya que el ahorro de energía tiene una recompensa en forma de bajada en la factura. Medidas que pueden incluir un mayor uso de los dispositivos de ahorro de agua y energía, así como un mejor aislamiento de los edificios y unos hábitos diarios más eficientes a la hora de consumir. Eso sí, señala el informe, las medidas de bajo coste no sustituyen a otras formas más caras de mejorar la eficiencia energética, aunque puedan resultar eficaces por sí mismas.

La CE, a través de este texto, también recomienda la colaboración de los servicios sanitarios y sociales locales, y apunta que es importante asegurarse de que las personas que pertenecen a hogares con bajos ingresos entienden que ser más eficientes a la hora de usar la energía puede ayudarles de una forma práctica. También llama la atención sobre otros beneficios que se pueden extraer de este tipo de medidas de eficiencia energética como las oportunidades que ofrecen a los parados para aprender nuevas habilidades. Y contiene información sobre los fondos de la UE de apoyo a la promoción de medidas de eficiencia energética, que incluyen el Fondo Europeo de Desarrollo Regional , el Fondo de Cohesión y el Fondo Social Europeo y el Horizonte 2020, el programa de financiación de la investigación y la innovación de la UE.