Leequid

Otra señal del espacio que podría ser extraterrestre

0
Jue, 27 Jul 2017

Lo que nos gustan estos temas y más en verano. Nuevas señales cósmicas que los científicos no saben descifrar. Y claro, en esos casos el sospechoso habitual es un extraterrestre. Así, al menos, nos entrenemos un rato y estamos pendientes hasta que nos dicen que no.

Puerto Rico nos lo confirmó

En este caso, la escucha se ha producido en Puerto Rico, donde se encuentra el segundo radio telescopio más grande del mundo, en Monte Arecibo. Los astrónomos llevan varios días con el ojo y la oreja pegada la Ross 128, una enana roja, según informa la BBC.

Ross 128 es una enana roja próxima a Glise 436, un sol de la constelación de Leo que está, más o menos, cerca de la Tierra. En concreto a 11 años luz de nuestro planeta.

Los científicos están acostumbrados a recibir señales de radio espaciales. Pero esta les ha resultado extraña Según sus declaraciones, enseguida consiguen desentrañar el origen y motivo de las emisiones. Pero en este caso , son incapaces de descifrar cómo se producen dichas emisiones. Y claro, se han puesto nerviosos y les ha faltado tiempo para anunciarlo.
Los responsable del Laboratorio de Habitabilidad Planetaria (PHL, en inglés) estudian la posibilidad de que exoplanetas alberguen vida. Y al escuchar estas señales se han puesto en contacto con el Instituto de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre (SETI) norteamericano a ver si por fin han cantado el bingo de la vida en otros planetas.

Si es raro, es extraterrestre

EL PHL ha comentado que la emisiones consisten en señales extrañas. Pulsos en banda ancha, no polarizados que se repetían casi de forma periódica y que parecen proceder de una fuente lejana.
Las explicaciones más habituales parecen no funcionar en este caso. Ni son radiaciones emitidas por tormentas solares de la estrella cercana, ni son ráfagas de radiación de un satélite alto.

Las expertos lamentan el que radiotelescopio más grande del mundo, el FAST chino esté todavía en fase de calibración: las señales son muy débiles y ningún otro sistema del mundo puede captarlas. La aportación del complejo asiático sería definitiva, pero de momento habrá que esperar.