Leequid

Oleada de fraude cibernético en México

Mar, 25 Jul 2017

Se ha convertido ya en el país con más sospechas de fraude cibernético del mundo. Es México, que durante el primer trimestre de 2017 sufrió 1,5 millones de reclamaciones por fraudes en el sector bancario, lo que supone una suma de aproximadamente 18.000 denuncias diarias, y representa un aumento de 10 por ciento respecto al mismo periodo del 2016.

Así lo desgrana un informe de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), que también revela que el montante reclamado por los usuarios durante el periodo mencionado fue de 3.244 millones de pesos, del cual solo se abonó el 53 por ciento al usuario.

Sobre todo en comercio electrónico

Además, se indica, cuatro bancos concentran la mayoría de las quejas: Bancomer con el 28.2 por ciento; CitiBanamex con el 22.1 por ciento; Santander con 19.4 por ciento; Banorte IXE con 9.7 por ciento e Inbursa con 5.6 por ciento.

Y los ataques se producen sobre todo en transacciones de comercio electrónico (en un 91%), un sector en ebullición, con una subida de las operaciones bancarias por Internet en el país en un 167% respecto a 2016. Un 73% de los usuarios de la venta electrónica realizan las transacciones por Internet, concretamente a través de sus tarjetas de crédito o débito, y de plataformas de pago como PayPal. Pero lo más grave, expresa el Estudio de Comercio Electrónico de la Condusef, es que un 30% de los establecimientos que ofrecen comercio electrónico no cuentan con las medidas de seguridad que podrían evitar fraudes cibernéticos.

Consejos para ser víctima

Para evitar ser víctima de un fraude, la Condusef da algunos consejos:
no escribir contraseñas, sobre todo bancarias, en sitios a los que se haya llegado a partir de un correo electrónico o chat. No apartarse del ordenador cuando se tenga abierta una sesión de banca por Internet. No compartir con nadie el Número de Identificación Personal (NIP) y cambia las contraseñas de acceso con frecuencia. Antes de tirar a la basura algún documento que tenga información personal o financiera, destruirlo por completo. Revisar en cajeros si existen aparatos añadidos.

En México, el fraude cibernético no está tipificado como un crimen, pero la Secretaría de Hacienda del país envió, en marzo de este año, un borrador para un anteproyecto de ley, que se llamaría la Ley Fintech, para acelerar la nueva ley que podría regular el sector.