Leequid

Mira cómo ven el mundo los animales

Vie, 10 Feb 2017

¿Te has preguntado alguna vez cómo te verá tu perro? ¿Cómo verá, en general, las cosas tu gato? ¿Un ciervo cualquiera? Se ha desarrollado una aplicación para dar respuesta, al menos en parte, a estas curiosidades, que simula la cantidad de información visual que reciben diversas especies de animales.

Una app open source

La aplicación, denominada ToBeeView y cuyo software está disponible con código libre y abierto, lo ha desarrollado un equipo de la Estación Experimental de Zonas Áridas (EEZA) de Almería. Según ha aplicado en la revista Ecology and Evolution, aplica lo aprendido en las últimas décadas en la investigación de centenares de equipos científicos de todo el mundo, que han estudiado las características de los sistemas de visión de los animales (además del ojo humano), en particular simulando cómo perciben las formas y colores las diversas especies.

 

Cada animal ve las cosas de una forma

Los científicos tuvieron en cuenta que cada animal tiene unos órganos distintos y, por tanto, ven cosas diferentes. La luz ultravioleta, por ejemplo, no incide igual en todas las especies. Los insectos tienen un rango azul y verde. Los pájaros, sin embargo, adoptan otros rangos cromáticos. Además, estos expertos mantienen que algunas especies se han desarrollado más que otras para adaptar su visibilidad ante presas o depredadores.

El equipo de investigación se dedica al estudio de la interacción entre el animal y el ambiente que le rodea, y observa cómo distintas especies asimilan la información que reciben en diferentes momentos: buscando alimento, evitando a los depredadores, en relaciones con semejantes o con otras especies.

Así, las arañas han evolucionado en apariencia y conducta pareciéndose a las hormigas, lo que supone pasar desapercibidas ante su depredador natural y poder acercarse más a su fuente nutritiva directa.

Las capacidades sensoriales de las distintas especies, relacionadas con distribución, separación, homogeneidad, concentración y dispersión en la retina, se aplican a la configuración digital, recogiendo información sobre la cantidad de luz que llega al ojo desde una dirección específica, los distintos canales de color y la resolución espacial de la imagen.

La retina humana también contiene un conjunto finito de receptores, pero no se concibe el campo visual de cada uno de manera independiente. El procesamiento de la información por el cerebro conduce a una imagen percibida suave y continua. Por tanto, los investigadores pretenden seguir mejorando la información extraída para conseguir imágenes que muestren su realidad de manera más exacta.

Artículo científico de referencia: Wiley