Leequid

El Metropolitan acoge una exposición de fotos hechas con smartphone

Mié, 5 Jul 2017

Coincidiendo con el vigésimo aniversario de la cámara del teléfono, el Metropolitan de Nueva York (qué otro museo, si no, iba a demostrar este grado de compromiso con el arte actual y sus convulsiones) ha organizado una muestra de fotos hechas con estos aparatos. Laura Poitras, Irina Rozovsky o William Wegman son algunos de los doce artistas que exponen en esta muestra imágenes que hicieron con sus teléfonos en un proyecto artístico que duró cinco meses.

Primer precedente

El primer prototipo de teléfono con cámara lo creó Philipe Kahn con un Motorola StarTac adaptado a una cámara digital Casio. Su objetivo era capturar el momento del nacimiento de su hija. El invento tuvo cierto impacto en Japón, donde ese mismo año se presentó una de las primeras plataformas de Internet móvil de la mano de la operadora DoCoMo.

Hoy, prácticamente todos los teléfonos móviles se fabrican con cámara de fotos, y esto ha generado debates como la inmediatez en la toma de imágenes, la competencia entre fotógrafos profesionales y amateurs, la popularización de la cultura de la imagen… El Metropolitan de Nueva York se suma a las reflexiones haciéndose eco de los cambios que el móvil implica para el arte de la foto, y también lo efímero que a veces lo convierte, con aplicaciones como Instagram o Snapchat, donde las fotos atraen el interés, a menudo, menos de 24 horas.

Un diálogo entre artistas

La exposición, abierta hasta el 17 de diciembre y que lleva por título Talking Pictures (imágenes parlantes), se plantea como un diálogo entre los nuevos tiempos de la fotografía móvil y varios dúos de artistas, que durante cinco meses tuvieron que compartir entre sí -pero no en redes sociales- imágenes que hacían con sus teléfonos, y ahora se exhiben en el MET.

Al final del proceso, unos habían compartido 45 imágenes, otros más de 600. La india Manjari Sharma y la rusoestadounidense Irina Rozovsky, dos importantes fotógrafas, descubrieron al mismo tiempo que estaban embarazadas, al comienzo del proyecto, y se intercambiaron más de 100 fotografías de la gestación. Cynthia Daignault y Daniel Heidkamp decidieron pintar cuadros con escenas cotidianas de la vida, y fotografiarlos. Dos artistas muy consgrados, William Wegman y Tony Oursler, se enviaron vídeos para construir una conversación.

Como la exposición ya ha visto la luz, queda abolido el veto de compartir las imágenes en redes. Cualqueira puede compartir, por ejemplo, un selfie con las fotos expuestas, preferiblemente con el hashtag #MetTalkingPictures.