Leequid

La nanotecnología se alía con las energías renovables

0
Mar, 25 Jul 2017

En muchos medios, y nosotros los primeros, insisten mucho en el cambio del paradigma energético. En que las fuentes de energías renovables no es que sean la alternativa. Es que son la única alternativa. Es eso o el desastre. Pero también es importante pensar en cómo se consume la energía, además de cómo se produce. Y la nanotecnología puede ser la clave para los próximos años.

Conferencia sobre nanotecnología

El pasado mes de junio se celebró en Malta la conferencia EuroNanoForum. Se trata de un encuentro en el que se exponen las últimas novedades tecnológicas en este campo. Una de las más sorprendente y esperanzadoras fue la relativa a las baterías para móviles. Se trata de filamentos del grosor de un cabello humano capaces de recabar y almacenar energía solar y convertirla en electricidad para dispositivos portátiles.

 

El proyecto de la Universidad de Maynooth en Irlanda está orientado a dotar a las Smart Cities de este tipo de tecnología. Sus responsables aseguran que gracias a la tecnología de los microscópico se conseguirán nuevo modos de obtener energía solar. Y lo que casi es más importante, con un consumo de energía ridículo. Es lo que tiene la reducción del tamaño a la mínima expresión.

Todo es un panel solar

Otra compañía, Saule Technologies, presentó unos paneles solares revolucionarios. Estos incluso más delgados que un cabello humano. Fabricados con un mineral barato pero de nombre intrincado, la perovskita. Este material es altamente sensible a la radiación solar y permite reducir drásticamente el coste de la producción de energía solar.

El gran talón de Aquiles de la producción renovable que está siendo la escasa amortización, económica, claro, de los complejos fotovoltaicos. Por ello, cualquier proyecto que venga en el sentido de reducir los costes de producción puede significar el cambio definitivo que cada vez es más necesario.

Además, con estos paneles solares extradelgados prácticamente todas las superficies son susceptibles de convertirse en paneles solares, desde los marcos de las ventanas a las propias carcasas de los móviles. Imagínate dejar tu móvil encima de la mesa de la terraza y al recogerlo, tener la batería cargada.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=NRcH6nvwU7c[/embedyt]