Leequid

La felicidad son los demás

0
Mar, 5 Sep 2017

Desde que adquirimos la consciencia nos hemos hecho muchas preguntas. Pero quizá ninguna tan repetida y realmente tan relevante como ¿cuál es el secreto de la felicidad? Porque todas las demás cuestiones pueden esperar cuando no somos felices. Y realmente, todas esas cosas no importan nada cuando no somos.

75 años de estudio de la felicidad

Así que en la universidad de Harvard se propusieron desentrañarlo. Y un misterio tan insondable no se puede resolver en unos meses, Ni tan siquiera en unos años. Han necesitado nada menos que 75 años para llegar a una conclusión.

75 años durante los que se ha monitorizado la vida de 1.300 hombres. Desde su nacimiento, en pleno babyboom, hasta la fecha, o hasta su muerte, pues solo 19 de los sujetos de estudio continúan con vida. Unos fueron exitosos hombres de negocios; otros, profesionales liberales, pero también habían fracasados, alcohólicos. La felicidad no dependía de nada de eso.

Resulta que la felicidad está en los demás. Es curioso pasarse tres cuartos de siglo con el ojo puesto en 1.300 personas para llegar a esa conclusión.

La felicidad está en las relaciones que labramos, en cómo son de exitosas o desquiciantes. Robert Waldinger, el último director de la investigación lo tiene claro: “El mensaje nítido que hemos obtenido tras 75 años de estudio es que las buenas relaciones nos hacen más alegres y sanos”.

El amor. Cantado, escrito, pintado, definido mil veces, malentendido y siempre minusvalorado. El amor es lo que nos hace felices. Tener alguien al lado relaja los nervios, ayuda a que el cerebro funcione con calma y reduce el estrés emocional. Por el contrario, la gente que vive sola muestra antes signos de declive físico y muere más joven.

Calidad, no cantidad

“No se trata del número de amigos que tengas. No se trata de si estás casado o no”, sentencia Waldinger. “Hablamos de calidad. Es la intensidad de las relaciones lo que cuenta”. Una conclusión extraordinariamente relevante en los tiempos de Facebook.

Párate un momento. Piensa en tu vida. Recuerda tus relaciones. Los momentos en los que iban bien. ¿Alguna vez fuiste más feliz? Quizá podrías haberle ahorrado 75 años a la universidad de Harvard.