Leequid

La Defensora del Pueblo actúa contra 14 ciudades españolas por la contaminación

0
Mar, 3 Ene 2017

A Coruña, Avilés, Barcelona, Bilbao, Ciudad Real, Granada, León, Madrid, Murcia, Santander, Sevilla, Toledo, Valencia y Zaragoza. Son los 14 municipios españoles contra los que ha iniciado una actuación la Defensora del Pueblo español, cargo que ocupa Soledad Becerril.

Y es que son las entidades locales españolas, según ha recordado la Defensoría del Pueblo en un comunicado, las que, de acuerdo con el Real Decreto 102/2011, relativo a la mejora de la calidad del aire, tienen atribuidas a las entidades locales la competencia de elaborar los planes de calidad del aire y los planes de acción a corto plazo cuando en una zona o una aglomeración determinada exista riesgo de que el nivel de contaminantes supere uno o más de los umbrales de alerta, así como a publicar datos sobre la contaminación del aire.

Efectos en el medioambiente y la salud

Por eso, la intención de la Defensora del Pueblo, en principio, no es más que recibir información sobre las medidas que éstas contemplan para atajar la contaminación atmosférica urbana que las afecta, tanto desde un punto medioambiental como de la salud pública. Así, la oficina de Becerril ha pedido información a los ayuntamientos sobre sus planes de acción a corto plazo en est área. Algunas son muy conocidas, como las del ayuntamiento de Madrid, que la semana pasada activó el escenario 3 del protocolo para periodos de alta contaminación, lo que supuso la restricción del 50% de los vehículos en circulación por el centro de la capital. Aunque la Defensora quiere también datos sobre la evaluación del desarrollo de estas políticas, así como la información que se ha proporcionado a la población sobre estos planes.

En el texto, la institución también ha justificado su actuación, expresando su preocupación por la contaminación atmosférica, que califica de "uno de los grandes problemas ambientales a nivel mundial, europeo y local". En sus palabras, "en 2016 varias localidades españolas superaron los niveles aconsejados de contaminación por partículas en suspensión, según las últimas estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre contaminación atmosférica urbana".