Leequid

Tu historial de Internet está en venta

Mar, 4 Abr 2017

Entras en Internet y vas haciendo clic allí y clic allá. De vez en cuando buscas algo en Google, generalmente. Otras veces echas un vistazo en una tienda online. Tú crees que es algo normal e inofensivo. Pero no es así. Cada vez que pulsas el ratón y cada vez que escribes sobre tu teclado, estás generando información.

Tu historial vale mucho en Internet

Información extremadamente valiosa. Sobre tus gustos, tus hábitos, las cosas que te interesan o que no. Y todo, absolutamente todo queda registrado. ¿Sabes ese molesto mensaje que te avisa de que la web en la que estás utiliza cookies? Pues esas cookies graban cada clic que haces. Dónde y cuándo lo haces. Y son datos que sirven al gestor de la página. O cuando entras en Google con tu cuenta de Gmail. Todos lo que buscas queda registrado.

Con esta información la empresas aspiran a llegar a los usuarios con productos y servicios hechos a medida. Que nadie pueda resistirse a las ofertas personalizadas. Pero claro, para eso deberían poder acceder a esos datos.

Aprobada la venta en el Senado

Y ahora, en Estados Unidos, va a ser posible. Porque las empresas poseedoras de esos datos podrán comercial con ellos. La pasada semana se aprobó en el Senado norteamericano una ley que permite comercial con el historial de sus ciudadanos. Las páginas que han visto, durante cuánto tiempo, qué días, dónde estabas cuando las veías. Información que hasta ahora se consideraba personal. Y que ahora podrá venderse al mejor postor.

Lógicamente la decisión ha levantado una gran polémica. Sobre todo porque los senadores que la han aprobado están acusados de haberse financiado con dinero procedente de empresas digitales. De haber recibido casi 60 millones de dólares de empresas como Comcast o Verizon.

#BroadbandPrivacy

Comunidades de internautas de han aliado bajo el hashtag #BroadbandPrivacy. Han creado diversas webs de oposición como Search Internet History, que promueven acciones que van desde formular una queja por Twitter a los senadores responsables, hasta investigar y publicar sus propios historiales.

De momento, hasta que esta medida se extienda, cosa que ya sabemos que suele ocurrir con lo que empieza en EEUU, os damos un consejo. Si navegáis siempre en modo incógnito, ninguna información se almacena y envía a los servidores. De momento.