Leequid

Este chile podría matarte

0
Jue, 25 Mayo 2017

Todos hemos visto vídeos en YouTube de chavales que se lanzar a hacer retos absurdos. Uno de los más absurdos y frecuentes es el de ingerir chili picante. Extra picante. En la red de vídeos pueden verse muchos de gente que lo pasa realmente mal.

Chile Aliento de Dragón

Ahora, esperamos que a ninguna se le ocurra hacer esto con una nueva variedad de chili, aunque la verdad es que no tenemos mucha esperanza de que esto no suceda. El caso es que en País de Gales se ha creado mediante cruces el chile llamado Aliento de Dragón (Dragon’s Breathe, claro).

Aliento de Dragón ha destronado al anteriormente considerado como el más picante, el Carolina Reaper. Esta variedad incluso había obtenido la certificación del Récord Guinness. Este sí que ha protagonizado ya algunos vídeos, algunos muy agónicos.
El componente químico que hace que los chiles sean picantes se denomina capsaicina. Para que hagáis una idea, la salsa tabasco tiene 2.500 unidades. El Carolina Reaper 1,57 millones de unidades. El Aliento de Dragón nada menos que 2,48 millones. Es incluso más fuerte que el spray de pimiento utilizado por las fuerzas de seguridad de Estados Unidos.

Para uso médico

Esta cantidad de componente picante lo convierte en realmente peligroso. No es solo cuestión de pasarlo mal. Los médicos advierten que masticar uno solo de estos chiles puede llevar a la muerte. El incauto que se atreva puede sufrir un shock anafiláctico o un espasmo de laringe. Y de ahí a que se te quité el picor inmediatamente… y para siempre.

Entonces, ¿para qué demonios se crea por ingeniería agrícola y se cultiva esta variedad? Pues ente otros motivos para la medicina. Su potencia es tal que bata con frotarlo sobre la piel para que actúe como anestésico para esa zona. También puede utilizarse, convenientemente tratado, como analgésico.

Si decides darle un bocado para hacer un vídeo o usarlo en una receta, ya es cosa tuya. Pero no nos cabe duda de que el título del chile que puede matarte atraerá a más de un loco. De esos nos sobran ahora.