Leequid

España desperdicia el sol

Jue, 1 Jun 2017

En los últimos días os estamos hablando mucho de la situación de las energías renovables en países como China, Estados Unidos, Alemania e incluso Chile. Naciones que están liderando la producción de energías limpias, sobre todo de energía solar. Pero si hay un país que tiene todas las condiciones para ser la cabeza del sector en el mundo es España. ¿Por qué no lo es?

España produce 10 veces menos que Alemania

España es el país de Europa con mayor radiación solar. Sin embargo, produce 10 veces menos megavatios de energía procedente del Sol de lo que genera Alemania, con muchísimos menos días de Sol y menos horas cada día de radiación.
La explicación puede encontrarse en una serie de erráticas medidas que han desincentivado al sector. Si vivió un crecimiento durante la década de los años 2000, después se estancó su producción. En la actualidad vive un leve repunte sobre todo debido a la gran bajada de los costes de producción que han vuelto a motivar a las empresas a crear plantas solares.

Preferencia por la eólica

Sin embargo, las autoridades han continuado promocionando la energía eólica frente a la solar. Bajo la excusa de que la energía eólica presenta un mayor rendimiento debido a que puede funcionar más horas se han tomado una serie de medidas controvertidas.
La última ha sido la de adjudicar más del 99% de la subasta de renovables a proyectos de energía eólica. Al final este tipo de generación se llevó 2.979 megavatios de los 3.000 que se ofrecían en la subasta.

Bajarían los precios

Sin embargo, los empresarios de energía solar lo tienen claro. Aducen que una apuesta mayor por la solar permitiría bajar ostensiblemente la factura de la luz en las horas centrales del día. En este tramo, la energía es más cara. La aportación de las centrales fotovoltaicas podrían hacer descender el coste a los consumidores.
Es una vez más, una cuestión de voluntad política. Es probable que finalmente a la administración española no le quede más remedio que dar su brazo a torcer. Los acuerdos de Paris firmados por España, obligan al país a reducir sus emisiones contaminantes. Si se quiere mantener el índice de generación de energía será obligatorio tirar de las renovables para sustituir lo que deje de producirse por otros medios.