Leequid

Bosques animales bajo el mar

Vie, 29 Dic 2017

Estamos destruyendo algo que ni tan siquiera conocemos. La degradación de los océanos se está acelerando, pero nuestra ignorancia sobre los mecanismos y equilibrios en los mares es muy superficial.

'Marine Animal Forest'

Ahora un nuevo libro trata de alumbrarnos un poco en ese desconocimiento. Y ver si a través de conocer uno de los millones de comportamiento que se dan ahí abajo tomamos conciencia de la gravedad de la situación.

El libro es Marine Animal Forest y es el producto conjunto de profesores de las universidad de Barcelona, y el Centro Nacional de Investigación Científica francés. En esta publicación se introduce un concepto sorprendente y muy descriptivo: bosques animales.

Un bosque animal es una comunidad que se asienta en el fondo del mar. Son ecosistemas dominados por corales, gorgonas, esponjas y bivalvos. Estructuras complejas que sirve de hogar a muchas otras especies. Según los profesores, tienen muchas similitudes con los bosques terrestres, solo que están formados por animales, no por plantas.

Solo el 5%

Este tipo de bosque son las mayores estructuras de la Tierra. Sin embargo, solo conocemos un 5% del fondo del mar. Una cantidad ridícula comparado con nuestro conocimiento de la tierra sólida.

La importancia de estos ecosistemas es crucial. Su responsabilidad en la absorción de CO2 y otros gases de efecto invernadero es clave. Sin embargo, no se sabe cuánto carbono pueden absorber antes de comenzar a degradarse y desaparecer. Y se rata de un entorno especialmente delicado, dado que los animales que lo componen tienen un desarrollo extraordinariamente lento y tardan muchos años en crecer.

Según los expertos, la prácticas de pesca agresivas, la contaminación, la sobreexplotación con fines comerciales, las perforaciones petroleras y gasísticas están poniendo en serio riesgo estos ecosistemas desconocidos pero clave. Y con su desaparición, el impacto sobre la biodiversidad marina puede ser dramático, dadas la cantidad de especies que viven a sus expensas.