Leequid

Por una nueva ley, en Colombia es obligatoria la donación de órganos

0
Lun, 22 Ago 2016

El parlamento de Colombia ha sancionado una ley que convierte en obligatoria la donación de órganos en el país, excepto en los casos en que las personas, en vida, manifiesten lo contrario. Se ha eliminado la autorización de los familiares, que eran los que decidían si se donaban o no los órganos del fallecido.Automáticamente todos los ciudadanos serán donantes, a menos que manifiesten lo contrario. Se ha eliminado, además, la autorización de los familiares.

Solo un 2% logró el transplante

Según cifras de la Fundación Nacional de Trasplantados del país, el año pasado hubo allí 195 donantes para 2.256 personas en la lista de espera de un trasplante en el país. Pero de ese total, solo el 2% logró un trasplante debido a que por cada donante existen 22 personas en lista de espera, y eso que se calcula que un solo donante puede salvar de siete a diez personas y beneficiar con sus tejidos a un total de 55.

España, líder en donaciones

En España, el país con mayor tasa de donación de todo el mundo, según la Ley de Trasplantes todos somos considerados donantes si en vida no hemos expresado lo contrario. Las donaciones, según indica la Organización de Transplantes, se realizan siempre de forma altruista y todo el proceso es cubierto, desde el punto de vista económico, por el Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, esa expresión puede haber sido formulada de diferentes modos, lo que obliga a que se pregunte a familiares o allegados sobre la voluntad del fallecido  respecto a la donación. En la práctica siempre se respeta la decisión de la familia, ya que se asume que estos no contradirían los deseos de su ser querido. La firma de la familia para proceder a la donación, es lo que denominamos consentimiento familiar.

La donación de vivo es posible si se cumplen las condiciones y requisitos establecidos por la Ley. El donante ha de ser mayor de edad y gozar de buena salud física y mental. La Ley incluye los pasos a seguir por todos los implicados: profesionales médicos y personal judicial y  donante y receptor; para garantizar los derechos de ambas partes, la libertad en las decisiones, voluntariedad, gratuidad y altruismo. Los órganos que se pueden donar son los riñones, el hígado, el corazón, el páncreas y los pulmones. Además, de una donación también se pueden obtener tejidos, igualmente muy necesarios, como hueso, las córneas y las válvulas cardíacas.