Leequid

Perros para detectar el cáncer

Jue, 24 Nov 2016

En la lucha contra el cáncer influyen gran cantidad de factores. La investigación, las pruebas con nuevos fármacos, las terapias genéticas y dirigidas. Pero nada podrá superar a la importancia de un diagnóstico precoz. En una patología muchas veces a sintomática hasta estadios superiores, detectar la enfermedad cuanto antes es clave en la esperanza del vida del paciente. Ahora, los perros pueden ayudar.

25 veces más receptores que los humanos

Diversos estudios y ensayos clínicos ha defendido la capacidad del olfato de los perros para detectar el cáncer en humanos. Este factor se debe a dos causas. Por un lado la enorme capacidad olfativa de los canes, que disponen de 25 veces más receptores de olores que los humanos. Por otro, el hecho de que las células cancerígenas expulsas sustancia de deshecho características. Los perros pueden ser entrenados para detectar estas sustancias especiales en el sudor la orina o incluso el aliento de una persona enferma.

En concreto, uno de los estos estudios, realizado por la Pine Street Fundation, hizo respirar a perros entrenados el aliento de 31 pacientes de cáncer de mama, 55 de cáncer de pulmón y 83 personas sanas, como grupo de control. Los animales fueron capaces de distinguir a las personas sanas de las afectadas en cerca del 90% de los casos.

Asociaciones de adiestradores

Tras el éxito de estos estudios han surgido asociaciones y fundaciones que se ha especializado en el entrenamiento de perros para la detección de tumores. Una de ellas, InSitu Fundation, lleva más de 12 años trabajando en este campo. En este tiempo ha entrenado a más de 50 perros, muchos de los cuales han sido los protagonistas de estudios en instituciones como la Universidad de California o Duke.

Además la fundación hace especial énfasis en sus métodos de entrenamiento, absolutamente respetuosos con el animal. Basados en el refuerzo positivo, el juego y el premio. De hecho, los perros con los que trabajan son animales abandonados y recogidos por la propia institución.