Leequid

El mar puede salvarnos

0
Mar, 6 Dic 2016

Muchas veces el ser humano no parece una especie tan inteligente. La manera de extraer y utilizar la energía es un ejemplo perfecto. Se ha molestado en horadar la tierra para extraer combustibles que antes de usarse han de ser procesados. Eso sin entrar en que la contaminación que producen pueden acabar con su propia vida.

El mar jamás se detiene

Sin embargo, ha dado la espalda a elementos que siempre han estado presentes, delante de nuestras narices. Como el Sol. O como el mar. Solo bastaba quedarse parado unos minutos en cualquier playa para darse cuenta de que el mar es una fuerza que jamás se detiene.

En los últimos años, impulsados por la necesidad de encontrar fuentes de energía alternativas, limpias y renovables, se ha vuelto sobre esa capacidad de los océanos.

Diferentes soluciones

Así se han desarrollado multitud de propuestas para aprovechar la energía cinética del mar. Estas propuestas se encuentran en diferentes grados de desarrollo, pero todas demuestran sentido común e imaginación.

Algunas se basan en el simple movimiento de la superficie del mar. Ahí se ubican estructuras móviles que se mecen con las olas. Este movimiento se traslada a una serie de turbinas que las convierten en energía.

Otras se centran en aprovechar los flujos y reflujos de las olas en la costa. Ahí se construyen estructuras que permiten el paso del aire cuando el mar crea corrientes o vacíos con su ir y venir. Esas corrientes mueven las hélices de las turbinas que generan la electricidad.

También existen propuestas que tratan de aprovechar la fuerza de las corrientes submarinas, más potentes que las superficiales. En este caso, se instalan grandes molinos subacuáticos, que funcionan de modo similar a los molinos eólicos. Con la ventaja de que las corrientes submarinas nunca se detienen, al contrario de lo que puede ocurrir con el viento.

Pocas realizadas

El único problema es que a estas alturas, muchas de estas ideas no sean más que modelos 3D. Que muy pocas de ellas se estén llevando a la realidad. Y no es que tengamos mucho tiempo. Lo irónico sería que los humanos desapareciéramos por culpa de la contaminación y el cambio climático. Pero dejáramos un mar con más fuerza todavía.

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=D1-PUOOlobE[/embedyt]