Leequid

Holanda, el primer país sin perros abandonados

Jue, 7 Jul 2016

Holanda se ha convertido en el primer país sin animales abandonados, y lo ha logrado sin sacrificarlos ni recluirlos en perreras. Su proyecto se ha basado en cuatro ejes: el primero, la concienciación, por la vía de la educación y la información sobre los derechos de los animales y los problemas que originan los abandonos. El segundo, algo novedoso en un sector que, tradicionalmente, ha tenido muchas lagunas legales, la legislación y sanciones: las leyes holandesas son duras con quienes abandonan perros, las multas por abandono pueden alcanzar los miles de euros e incluso condenas de hasta 3 años por hacer daño a animales de compañía. En España, recientemente se establecieron multas de hasta 30.000 euros por el abandono de perros.

Esterilización y fomento de la adopción

El tercero y más polémico, las campañas de castración masivas y gratuitas, que han venido a combatir que los perros callejeros y de los refugios se reprodujesen. Así, y aunque, a diferencia de otros países, en Holanda no es obligatorio castrar a todos los animales que no sean de raza, se han realizado esterilizaciones de manera gratuita entre los perros que estuvieran en las mencionadas condiciones. Y por último, la vía económica, se han establecido impuestos altos a la compra de animales de raza, para inhibir el negocio alrededor de la vida de los animales, fomentar una compra - venta de éstos hecha de forma responsable, que se reduzcan los abandonos y se favorezcan las adopciones.

España, petfriendly pero líder en abandonos

Mientras, España sigue siendo uno de los países europeos que más abandona a sus mascotas, lo que llevó a los gobiernos de los últimos años a tomar medidas como prohibir la exhibición y venta de perros y gatos en tiendas de mascotas. En nuestro país, se abandonan hasta 150.000 mascotas cada año, lo que suma unos 400 abandonos al día. Algo que contradice que, según el II Análisis Científico sobre el Vínculo entre Personas y Animales, realizado, por Fundación Affinity, la española es una sociedad petfriendly, donde el 43% convive con una mascota, el 76% declara que le gustan los animales de compañía, el 74% afirma que convivir con uno le hace (o haría) más feliz y el 71% confiesa comunicarse con frecuencia con su mascota y "entiende" lo que ésta le comunica.