Leequid

Una carrera de Alcobendas a Mozambique

Lun, 26 Sep 2016

A mi hermano Roque le aburría mucho correr, alguna vez me dijo que era el deporte de aquellos como yo a los que no se nos dan bien los deportes pero hemos de buscar algo para combatir al acechante michelín. Más que a una carrera memorial en  Alcobendas, pienso que Roque hubiera preferido dar su nombre a un campo de fútbol,  a ser posible a uno en que se oiga hablar portugués, que es la lengua que aprendió a hablar tan bien como un nativo, por pura admiración hacia sus héroes deportivos.

Un campo de fútbol en Xai-Xai

Gracias precisamente —entre muchas otras— a las personas que se apuntan a una carrera en  Alcobendas, existe hoy un campo de fútbol con su nombre, y donde se habla portugués. Está en Xai-Xai, Mozambique, el centro educativo que tiene ahí la Fundación Khanimambo, una ONG que lidera hace ya casi diez años Alexia Vieira.

Alexia también habla portugués muy bien, nada sorprendente, pues es portuguesa. De niña vivió en Madrid y fue compañera de clase de Roque.

En sus primeros años de adolescente, Roque trataba de aprender portugués fascinado por todo lo que venía de Brasil —primero el fútbol, luego las mujeres, más adelante la música y la cultura afrobrasileña— y Alexia le ayudaba a traducir cartas a una niña brasileña de la que se enamoró un verano.

Dos aventureros en Lusáfrica

Mucho antes de la treintena, tanto Alexia como Roque decidieron emprender proyectos en Lusáfrica, ella en Mozambique y él en Angola, ambos a la aventura, apasionadamente, pateándose el terreno, con poca experiencia y sin saber bien con qué se encontrarían. Roque, que tenía vocación de empresario, fundó Vig World, una empresa dedicada al desarrollo de infraestructuras en Angola. Alexia, que tenía vocación de cooperante, inició la Fundación Khanimambo, una ONG de cooperación cuyo planteamiento de origen fue preguntar a la comunidad cuáles eran las necesidades que desearían ver cubiertas, y a partir de ahí crear el proyecto de cero compartiendo las decisiones con la comunidad, sin imponer modelos de otras partes o fórmulas existentes.

[caption id="attachment_5406" align="alignnone" width="550"]Imagen: Alexia Vieira - Fundación Khanimambo Imagen: Alexia Vieira -Fundación Khanimambo[/caption]

Se aprende mejor con la tripa llena

La gente de Xai-Xai donde Khanimambo echó a andar, pedía educación para sus niños, entendían que eso era lo que les podría dar un futuro. Así que la fundación arrancó montando un centro educativo. Con el tiempo, Alexia entendió que para que los niños pudieran aprender, no bastaba con enseñarles, sino que hacían falta ofrecerles unas mínimas condiciones de salud y alimentación, de modo que la Fundación Khanimambo fue incorporando atención médica y comedores para estos niños, con el objeto de hacer valer la misión original, que es escolarizar a los niños para darles la oportunidad y la ilusión de prosperar. A Roque le gustó el proyecto de su amiga Alexia y colaboró con la Fundación desde el principio.

Probablemente nunca llegó a comprender la importancia de aquel proyecto con el que colaboraba tan bien como lo comprendemos hoy todos los que vamos a correr en su memoria. Murió en un atraco en Luanda, Angola, atacado por una banda de jóvenes sin educación, sin oportunidades y sin ilusiones.

 

Ahora te toca a ti. Participa.

Os animo a todos a participar en la carrera, el próximo 16 de octubre a las 10:00 am, y si como a Roque os aburre correr, basta con que hagáis una donación aquí.

carrera solidaria Roque Bergareche de Alcobendas a Mozambique

 

Enviado por:

Jacobo Bergareche

Productor y Guionista
BFA en Writing, Literature and Publishing por Emerson College
Ha producido y escrito varias series de televisión
Tambien ha producido varias apps de salud y cultura desde Wake App
Blog