Leequid

Apple quiere que te guardes el iPhone en los conciertos

0
Lun, 18 Jul 2016

Podría decirse que hay dos tipos de personas entre los asistentes a los conciertos. Los que no paran de usar el móvil para hacer fotos lejanas y borrosas y vídeos temblorosos y con mal sonido; y los que encuentran esto extraordinariamente molesto.

Invento del inventor

Resulta sorprendente, pero es precisamente Apple, la culpable en parte de esta situación, la que ahora quiere ponerle fin. En 2011 presentó una patente para inhabilitar la cámara de los teléfonos móviles durante los shows en vivo y ahora esta patente ha sido aceptada por las autoridades norteamericanas.

El sistema funciona mediante la ubicación de unos emisores de infrarrojos en el escenario o cerca de él. Estos dispositivos son capaces de “detectar las aplicaciones de captura de imágenes de los móviles, decodificar la información e inhabilitar temporalmente su funcionalidad. También pueden mandar mensajes de advertencia u otro tipo de información al terminal”, según figura en el texto de la propia patente.

Cuestión de derechos

El objetivo de esta patente no es que aquellos que van a disfrutar de un concierto a la manera tradicional puedan hacerlo sin tener que esquivar los brazos alzados provistos de móviles de los demás. En realidad se trata de una cuestión de protección de derechos de los artistas y sus obras. Evitar que incluso conciertos enteros se cuelguen en la web sin pagar ningún tipo de arancel.

Una reclamación histórica

En cualquier caso, serán muchos los músicos que agradecerán que el sistema empiece a funcionar. Un gran número de artistas se muestra molesto por la actitud de sus fans de estar más pendiente de grabar las actuaciones que de disfrutarlas y otros han declarado frustrante estar actuando ante un auditorio más pendiente de la pequeña pantalla del teléfono que de la actuación. Bandas como She & Him, Savages o Yeah, Yeah, Yeahs ya habían colocados carteles en las salas en las que actuaban prohibiendo el uso de los móviles. Bjork, M. Ward o Kate Bush han sido los últimos en sumarse a esta actitud. Y Adele ha ido más allá. En uno de sus últimos conciertos puede verse cómo, desde el escenario, abronca a un seguidor que grababa la actuación con trípode y todo. Su argumentación no puede ser más lapidaría. “Eh, tú, para de grabarme con la cámara. Estoy aquí, en realidad, en vivo, no es un DVD, es un show en vivo”. Paradójicamente, el momento fue recogido por otro fan, a través de su móvil…

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=Gg0pSgrtQJo[/embedyt]