Leequid

Acuerdo mundial para la reducción de emisiones de CO2 en la aviación

0
Lun, 10 Oct 2016

 

Empieza una lucha, por reducir el rastro de contaminación en las alturas. Es el combate particular, con repercusiones globales, de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), que ha obtenido el compromiso de la mayoría de los países miembros, incluido España, en el primer “Acuerdo Internacional para la Reducción de Emisiones de CO2 en la Aviación” (CORSIA, por sus siglas en inglés).

El acuerdo supone la limitación del crecimiento de emisiones del conjunto de la aviación mundial a partir de 2020, y convierte al transporte aéreo en pionero, en el primer sector en comprometerse con la lucha contra el cambio climático, incluso a pesar del crecimiento esperado del tráfico aéreo. Empezará a implantarse en 2021, y está previsto que se extienda hasta 2035.

A partir de 2020, aquellas compañías aéreas que superen las emisiones de gases contaminantes asignadas deberán adquirir derechos de emisión equivalentes de otra compañía o establecer determinadas iniciativas compensatorias. ¿Y cómo limitará la aviación civil mejor el volumen de emisiones de gases de efecto invernadero? Gracias al desarrollo de los biocarburantes y de los motores de menor consumo.

Rusia, India o China, a la contra

El acuerdo de la OACI se ha aprobado a pesar de las reticencias de Rusia, India o China. Unos 64 países han dado su visto bueno a participar, destacando la adhesión voluntaria de los que hacen una mayor contribución al tráfico aéreo mundial, incluyendo a Estados Unidos, la Unión Europea, Australia o Japón. El presidente de la sesión plenaria de la OACI dentro de la asamblea trienal en Montreal (Canadá), Azharuddin Abdul Rahman, de Malasia, ha calificado el acto de "un momento histórico”.

Los firmantes participarán a partir de 2021 en la fase experimental con la puesta en marcha de una medida mundial basada en el mercado, conocida como GMBM. Este sistema permitirá a las compañías aéreas comprar créditos de carbono a otros sectores económicos.

Esta fase será voluntaria hasta el 2027, cuando pasará a ser obligatoria. Solo estarán exentos los países más pobres, los micro Estados o los que representen menos del 0,5% del tráfico mundial de pasajeros.