Política
Imagen de archivo de Matas el día que salió de la cárcel con el tercer grado, tras una estancia 'blanda' en el módulo de enfermería. (EFE)
Jaume Matas el día que salió de la cárcel con el tercer grado, tras una estancia 'blanda' en el módulo de enfermería
|
Fuente
:
EFE/Archivo
Corrupción PP

Matas tirará de la manta tras llegar a un acuerdo con Anticorrupción para evitar la cárcel

Testificará que recogió un sobre en Génova con instrucciones para amañar la adjudicación del hospital de Son Espases

Mar, 13 Sep 2016

El fiscal anticorrupción Pedro Horrach ha logrado llegar a un acuerdo con el expresidente de las Islas Baleares, Jaume Matas, para que éste confiese sus delitos a cambio de dejar la inmensa mayoría de sus procesos judiciales abiertos con penas que no impliquen su reingreso en prisión.

En el acuerdo, recogido por el diario El Mundo, la confesión más llamativa corresponde a la mayor obra pública de la historia del archipiélago, Son Esapases, el hospital público de Baleares.

El sobre de Génova

Según Matas, desde el PP nacional se preparó un plan para adjudicar esta obra a la constructora OHL. El propio expresidente se trasladó a la sede central de su partido en la madrileña calle Génova, donde el extesorero Álvaro Lapuerta le entregó sobre con las instrucciones que debía seguir la Mesa de Contratación del Gobierno balear.

Esta confesión coincidiría con la que realizó la exconsejera de Sanidad, Aina Castillo, admitiendo que Matas le dio el sobre para amañar la adjudicación. Además, también confirmaría las palabras del extesorero Luis Bárcenas ante la Audiencia Nacional, donde afirmó que Villar Mir era uno de los grandes financiadores del partido y que entregó 300.000 euros antes de las elecciones generales de 2011.

Cabe señalar que, de llevarse a cabo la confesión de Matas en sede judicial, ésta no tendría ninguna repercusión para Álvaro Lapuerta, ya que el extesorero del PP tiene actualmente 89 años, por lo que tampoco entraría en prisión.

Fuera el caso del palacete

Fuera del acuerdo se quedaría la causa que ya tiene abierta por su célebre palacete en Palma, de 500 metros cuadrados valorado en 2,5 millones, y que pagó con billetes de 500 euros. En este caso está acusado de delitos de cohecho y blanqueo de capitales procedentes, supuestamente, de comisiones ilegales, algo que el exdirigente del PP no está dispuesto a admitir.

La Fiscalía Anticorrupción, que sacó adelante el caso en contra del criterio del entonces Fiscal General, Cándido Conde-Pumpido, no cree a Matas, pero considera muy complicado demostrar qué empresarios y a cambio de qué contratos públicos le dieron el dinero el expresidente balear.

Del mismo modo, queda excluido del acuerdo el caso Nóos, que se encuentra ya visto para sentencia, y en el cual la Fiscalía acusó con cinco años de prisión al expresidente balear (inicialmente había pedido 11), por lo que sí podría volver a prisión en este asunto.