Política
Alfonso Rus, como presidente de la Diputación de Valencia, inagura el campo de fútbol de Burjassot.
Alfonso Rus, como presidente de la Diputación de Valencia, inagura el campo de fútbol de Burjassot.
|
Fuente
:
DIVAL
CORRUPCIÓN

Alfonso Rus escondió 100 cajas con expedientes corruptos en un psiquiátrico de Valencia

Pertenecen a la trama del césped artificial, que supuestamente dio mordidas de hasta el 10% en adjudicaciones de hasta 34,7 millones

0
Jue, 21 Jul 2016

El caso de las supuestas mordidas del 10% que se llevaría Alfonso Rus, expresidente del PP y de la Diputación de Valencia, con el supuesto fraude de 34,7 millones de euros adjudicando campos de césped artificial, acaba de subir un escalón bastante surrealista. Se han descubierto “alrededor de 100 cajas” escondidas en una nave de un hospital psiquiátricos con decenas de miles de documentos sobre “expedientes de contratación de campos de césped artificial”.

El hallazgo lo ha realizado José Luis Vera, el director de los servicios jurídicos, administración y transparencia de Divalterra SA -la antigua Imelsa que dio nombre al caso de corrupción- y ya lo ha comunicado al juzgado de Valencia que está investigando la trama, en la línea de colaboración absoluta con la Justicia que ahora está realizando la empresa.

La nave pertenece a la Diputación, pero está ubicada en el hospital psiquiátrico del municipio valenciano de Bétera, según informa la Cadena SER. Y según el director de Divalterra, el centenar de cajas contienen “documentos nuevos” sobre adjudicaciones “desconocidas”, dado que los expedientes que hasta ahora incluía la investigación ya habían sido revisados por la Guardia Civil.

Alfonso Rus inaugura el campo de fútbol de Abulaila.

Hasta ahora, el juzgado 18 de Valencia conocía que Alfonso Rus había colocado césped artificial en 120 instalaciones deportivas entre 2008 y 2014. La mayoría eran campos de fútbol, además de 47 pistas de pádel y 9 piscinas.

La trama que lideraba Rus estaba bien engrasada porque la Diputación del PP adjudicaba la colocación del césped a empresas amigas como Construcciones Luján o Construcciones Francés y, a cambio, se llevaban una mordida de hasta el 10%. Además, la empresa que proveía el césped artificial era Benigrass, dirigida por Vicente Cuquerella, amigo íntimo de Rus y copropietario de la sede del PP en Valencia.