El Telescopio
Apple por ahora acumula el apoyo de todo Silicon Valley. (Foto: EFE)
La multinacional continúa impidiendo el acceso a los datos del iPhone de los terroristas.
|
Fuente
:
EFE

Apple gana, por ahora, su batalla contra el Gobierno de EEUU y no desbloquea el iPhone

El teléfono fue utilizado por uno de los participantes en un tiroteo con 18 fallecidos

0
Dom, 6 Mar 2016

Todavía no se ha resuelto la controversia en torno a la petición del Gobierno de EEUU a Apple para proceder al desbloqueo del iPhone utilizado por el autor de un tiroteo ocurrido en California el pasado mes de diciembre. A pesar de que sigue el tira y afloja, da la impresión de que la administración americana flaquea en su pulso con la marca de la manzana mordida. Hay que decir que esta discusión hasta el momento le está saliendo mejor a Apple, empresa a la que ha apoyado todo el tejido económico de Silicon Valley, además de destacados expertos en seguridad e incluso el defensor de derechos humanos de la ONU, según informa Efe.

El principal respaldo logrado por el Ejecutivo estadounidense es un grupo de familiares de las víctimas de ese ataque (murieron 18 personas), pero ni siquiera en ese caso existe un frente unido.

Seis de los familiares de las víctimas del tiroteo en la localidad californiana de San Bernardino señalaron hace unos días en una carta enviada al tribunal federal de California donde se libra la batalla legal contra Apple, que el debate sobre la privacidad y la encriptación puede esperar hasta más tarde.

Seguridad nacional

"Este caso ciertamente presenta las condiciones -un asesinato en masa por terroristas con implicaciones sobre la seguridad nacional- en las que requerir la asistencia técnica de Apple es un imperativo", afirmaron los familiares en el documento enviado al tribunal californiano.

Pero Salihin Kondoker, cuya mujer recibió tres tiros y sobrevivió al ataque, se desmarcó al señalar, en otra carta enviada al tribunal, que no creía que existiese información valiosa en el teléfono iPhone al que quiere acceder el FBI.

Este hombre indicó, además, que "comparte" el temor de Apple de que el software que tendría que crear para desbloquear el teléfono pueda ser utilizado contra millones de personas inocentes.

Principal argumento

Ese es uno de los principales argumentos esgrimidos por Apple desde que el pasado 16 de febrero una juez federal le exigió ayudar al FBI a acceder a los datos archivados en el teléfono.

El defensor de derechos humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra'ad Al Husein, se puso el viernes del lado de la empresa, al señalar que "hay muchas formas de investigar si los responsables (del tiroteo en San Bernardino) tenían cómplices, en vez de forzar a Apple a crear programas informáticos para minar los elementos de seguridad de sus propios teléfonos".

A Zeid se suma el batallón de empresas tecnológicas que en los últimos días también enviaron cartas al tribunal en California para apoyar a la multinacional, entre las que están Google, Amazon, Facebook, Microsoft, Twitter y LinkedIn.

Neal Katyal, un abogado de la firma Hogan Lovells, que asesora a las compañías tecnológicas, aseguró ayer al diario The New York Times que empresas que generalmente compiten entre sí se han unido para expresar su preocupación por las extralimitaciones del Gobierno en un caso que, dijo, "amenaza la seguridad de sus productos y la privacidad de los consumidores en general".

Márketing o seguridad

Mientras tanto, tanto Apple como otras firmas tecnológicas como Twitter o LinkedIn han empezado a presionar para que la disputa sobre la privacidad se libre en el Congreso en lugar de en los tribunales.

En esa dirección apuntó el principal asesor legal de Apple, Bruce Sewell, durante una audiencia el martes en el Congreso estadounidense, en la que también compareció el director del FBI, James Comey. Sewell negó que la compañía se resista a acceder a las peticiones del Gobierno por motivos de márketing, un argumento que, según dijo, le hace "hervir la sangre". "Estamos haciendo esto porque creemos que proteger la seguridad y privacidad de cientos de millones de iPhones es lo correcto", insistió el abogado.

Asimismo, también aseguró que la disputa sobre la encriptación debería de resolverse en el Congreso y no en los tribunales, aunque no propuso legislación específica para solucionar el problema.

El Congreso estadounidense lleva años intentando, sin éxito, impulsar legislación que dé respuesta a las preocupaciones de agencias como el FBI sobre la encriptación.

En la batalla por la opinión pública, Apple ha logrado también el respaldo editorial de periódicos como el Boston Globe, que recogía en sus páginas de opinión que "Apple tiene la razón en luchar contra el FBI por la seguridad del iPhone".