Política

Feijóo “envió 105.000 euros” a Argentina “para que le montaran una fiesta al PP”

Según la Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia, el Gobierno regional aprobó hace un mes una partida de 105.000 euros para financiar un mitin camuflado

0
Dom, 11 Oct 2015

Núñez Feijóo junto a Mariano Rajoy en un mitin en el pontevedrés Castillo de Soutomaior. EFE/Archivo



El Partido Popular de Galicia tiene su punto de mira fijado desde la época de Fraga en Latinoamérica en general y Argentina en particular. En más de una ocasión y desde diferentes sectores, se ha denunciado el mimo con que la Xunta en manos del PP ha tratado siempre a los emigrantes gallegos en Buenos Aires (alrededor de 230.000 inscritos en el consulado español de la capital argentina son gallegos o descendientes), con partidas de dinero público en ocasiones difícilmente explicables, sobre todo por las actividades para las que son destinadas.

En períodos preelectorales, el 'cariño' es todavía mayor por eso, a menos de tres meses de las generales y a un año de las autonómicas, los populares gallegos empiezan con sus campañas allende los mares.

Desde hace unos días se encuentra en aquel país Alfonso Rueda, vicepresidente del Gobierno gallego, realizando una visita de la que llama la atención la ausencia de Alberto Núñez Feijóo.

Dinero público
La
Plataforma en Defensa del Sector Marítimo Pesquero de Galicia (Pladesemapesga) ha denunciado que el PP “financia con dinero público de la Xunta, un mitin político en Argentina”, en el que toma parte Rueda y al que finalmente no ha acudido el presidente gallego.

En concreto, esta entidad dice que Núñez Feijóo “envío 105.000 mil euros” de dinero público “hace 30 días a Argentina para que le montaran una fiesta al Partido Popular el día 9 de Octubre”. En efecto, estos días está por aquel país Rueda pero las informaciones oficiales no apuntan, como es lógico, a que esté haciendo campaña para el 20D. El motivo es participar, tras pasar por otros países, en el evento 'Buenos Aires celebra Galicia' que tuvo lugar ayer sábado. Con él ha ido, en lugar del presidente autonómico, el director general de Emigración, Antonio Rodríguez-Miranda, quien explicó que la idea es garantizar que los gallegos o sus descendientes con residencia en Argentina lo tengan sencillo para votar, según Pladesemapesga.

A través de FUAGRA
Según lo que hace público la Plataforma, al conocerse el asunto Núñez Feijóo decidió echarse a un lado y FUAGRA, la entidad que reúne a las asociaciones gallegas de aquel país, y que muchos consideran afín al PP, suspendió el evento con el "único fin de despistar a la prensa internacional y gallega", tal y como señala Xornal de Galicia.

Sin embargo, a los pocos minutos la misma Federación emitió un comunicado con el mitin de Alfonso Rueda y Rodríguez Miranda, con un programa "financiado con dinero de los gallegos 105.000 euros", afirma la Plataforma, añadiendo que mientras ese dinero se dedica a eventos de campaña como este, "se le niega a los emigrantes que solicitan ayudas sociales".

"Se juega con la inmigración"
A juicio de Pladesemapesga este "mitin de apertura político contó con jóvenes argentinos participantes en el programa 'Conecta con Galicia 2015' financiado y pagado también con dinero público".

A modo de conclusión, señala que "el intento de desviar la atención y los medios de comunicación tratando de silenciar en España el mitin político financiado con dinero público y la asistencia del organizador de la campaña electoral del PP de Galicia -en referencia a Alfonso Rueda-, no ha 'colado'", para a continuación afirmar que "Xornal de Galicia deja al descubierto como se 'juega con la emigración' por parte del Partido Popular", recordando que solo en esta comunidad, en lo que va de año, "han sido expulsados más de 65.000 jóvenes desahuciados y abandonados por las políticas de Feijóo y Alfonso".

Al margen de esta denuncia, cabe subrayar que Alfonso Rueda y Rodríguez Miranda pudieron disfrutar de la muiñeira más grande del mundo, con cerca de 500 participantes. Sobre ella sobrevuelan dos dudas. La primera, si el dinero de la Xunta también se destinó a esto; la segunda, si el baile merecerá la consideración de los organizadores de los récords Guinness.