El PP sólo aplica la tesis de la lista más votada si puede quitar el poder al PSOE

Moreno Bonilla solo sabe sumar donde el resultado quita alcaldías al PSOE e incumple su exigencia en el Parlamento andaluz o en otros sitios como La Línea

Juan Luis Valenzuela/ANDALUCIA
0 |
0
Dom, 7 Jun 2015

Moreno Bonilla solo sabe sumar concejales y ver mayorías numéricas, sin equivocarse como le ocurrió en Telecinco, donde puede arrebatar poder al PSOE



Lleva semanas el presidente del PP andaluz -cuesta llamarlo "líder"- preconizando su teoría del respeto en los Ayuntamientos a la lista más votada. Moreno Bonilla en sus contactos con el PSOE-A y con la propia Susana Díaz exige la misma cantinela: "que se deje gobernar a la lista más votada".

Intento desesperado de Bonilla por no perder grandes alcaldías
Aunque inicialmente podrá entenderse como un planteamiento de análisis o filosofía política, lógico y respetable por tanto, en el caso del Partido Popular andaluz es solo cálculo aritmético y un intento a la desesperada por retener alcaldías que tiene, a fecha de hoy, más perdidas que ganadas, como Sevilla, Córdoba, Marbella o Jerez y algunas otras. Cádiz es caso aparte por su peculiaridad y no despejará la duda, en cualquier sentido, hasta el mismo día 13 o su víspera.

¿Por qué el PP no apoya la lista más votada en el Parlamento andaluz?
Pero es que además de suponer una teoría de conveniencia pos electoral del PP, esta de "la del respeto a la lista más votada", viniendo de los populares andaluces hace agua por todos lados y no se mantiene en pie ni un segundo. Porque puestos a dejar gobernar a quien más representante obtuvo ¿por qué impide que gobierne Susana Díaz? ¿por qué Moreno Bonilla lidera el "bloque del no". ¿Acaso le parece poca "lista más votada" la que obtuvo 47 escaños, la socialista, frente a 33 de la segunda fuerza, el PP? ¿Piensa Bonilla que lo que para él valdría para Sevilla o Jerez no vale para el Parlamento andaluz?

Contradicciones de conveniencia y oportunismo
En política, como en la vida, decir que algo es blanco cuando en realidad es negro, tiene poca o nula consistencia. Moreno pide ahora que se apoyen las candidaturas que más votos obtuvieron -sin tener en cuenta casos en los que el resto de fuerzas progresistas consiguieron muchas más papeletas- mientras obstruye reiteradamente la formación de un gobierno andaluz no apoyando la investidura de quien no solo ganó, sino que además lo hizo de manera clara y contundente. Entra el malagueño en una clara contradicción de conveniencia y oportunismo político fácilmente desmontable.

Dice una cosa pero hace la contraria
Y es que queda claro que el PP andaluz mantiene esta tesis pero en la realidad tampoco la practica. En la primera ocasión -la verdad es que no tiene muchas oportunidades- que ha tenido para arrebatar un ayuntamiento importante a la tan cacareada lista más votada, lo va a a hacer. Es el caso del importante y estratégico municipio de La Línea. Los socialistas linenses, con la actual alcaldesa en funciones Gema Araujo a la cabeza, ganaron las elecciones. Fueron la lista más votada con 7.555 votos y 9 concejales. En segundo lugar no fue el PP sino una formación independiente (LL100X100) con 6.850 y 9 ediles. En tercer lugar y ya alejado se halla el PP con 4.519 papeletas y 5 actas municipales. IU y PA lograron un concejal cada uno.

En La Línea el PP tampoco aplicará la tesis de Moreno Bonilla
Con la teoría que desesperadamente defiende Moreno Bonilla la alcaldesa debería ser la socialista Araujo. Pero no, ahí ya no vale la tesis de la lista mas respaldada y ya se ha anunciado que el candidato de 'La Línea 100x 100' va a ser el día 13 de junio el nuevo alcalde de la localidad con el apoyo del PP. Para ello el Partido Popular no dudará en votar en el Pleno de investidura a favor de Franco. ¿Es legítimo? Por supuesto que sí. Tan legítimo como que a pocos kilómetros de allí, en la capital de la provincia, Teófila pueda dejar de ser alcaldesa.

Pizarra, alcalde del PP por pacto con IU contra el PSOE más votado
No serán los únicos casos, sin ningún tipo de duda, donde el PP se pase por el arco del triunfo lo que en público pregona. Hay casos más significativos por lo que significan de estrafalario en lo ideológico. En la localidad malagueña de Pizarra, una localidad del Valle del Guadalhorce tradicionalmente muy de izquierdas, los socialistas que ganaron las elecciones están muy cerca de ser desalojados de la alcaldía por un pacto del PP con IU. Y de esa probable coalición "derechosacomunista" saldrá un gobierno presidido por un hombre del entorno del portavoz del PP andaluz y presidente provincial, Elías Bendodo. ¿Coherencia entre lo que se dice y lo que se hace? Luego que no se quejen.