Política

Los jóvenes del PP: ellos, con vaqueros y camisa; ellas, en sujetador y disfrazadas de colegiala

Críticas en Twitter a una imagen del PP de Ourense que, además, esconde su logo

ELPLURAL.COM
0 |
0
Jue, 9 Abr 2015

Cartel del PP de Ourense que se está repartiendo por la ciudad.



En estos días de precampaña, hay mucha atención a los primeros carteles que ya empiezan a circular. Por ejemplo, muchos candidatos municipales, tanto del PSOE como del PP, han ocultado el logotipo de su partido (algo que también hizo Susana Díaz en la campaña andaluza) y optan por su rostro y un lema. También José Antonio Monago ha hecho lo mismo en su polémico rap por Extremadura, donde hace falta una lupa para encontrar el logo del PP.

En este contexto, una imagen del PP de Ourense, incluido en el programa oficial del candidato Jesús Vázquez, ha traído cola. En él no se ve ni una gaviota, ni un logotipo del PP. La única referencia que nos saca de dudas es un "Populares de Ourense". También ha llamado mucho la atención el color rojo socialista de la imagen, aunque esto se explica porque en cada sección del programa impera un tono y en este caso, el de las propuestas para la juventud, el elegido es el rojo.

Sujetadores y colegialas
Sin embargo, la polémica no se ha quedado ahí, porque la imagen va dedicada a los "Xoves" (jóvenes en gallego) y en ella se ve una larga y serpenteante fila de personas joviales. Pero hay un par de aspectos llamativos. Sólo aparecen cinco hombres frente a cuarenta mujeres, lo que ya de por sí es llamativo en un partido que no es precisamente un adalid de la igualdad. Y, además, mientras que los hombres visten todos vaqueros y camisa blanca, las chicas lucen más variadas. Hasta el punto de que algunas de ellas van en sujetador, o disfrazadas de colegialas, o tapadas con una especie de toalla de ducha.

Repetición chapucera
La explicación a que más de una vaya en sujetador o el aspecto uniforme de los chicos es que algunos modelos están repetidos más de una vez. Un extremo que podría explicarse como una chapuza del photoshop, aunque lo que queda menos claro, y han criticado socialistas y tuiteros, es el disfraz erótico-festivo de algunas mujeres.