Política

Monedero apunta indicios, en sus declaraciones, de haber cometido un posible fraude fiscal

El líder de Podemos dice haber trabajado durante dos años de consultor como Persona Física, y haber creado una sociedad específicamente para cobrar, lo que le significaría una reducción del tipo impositivo del 52% al 25%

Mar, 20 Ene 2015

Juan Carlos Monedero ha aparecido este martes en dos medios, Público y La Sexta, para responder a la información de ELPLURAL.COM titulada “Monedero factura 425.150 euros en dos meses con una empresa de la que es único propietario y que no tiene ni trabajadores ni estructura”. En ambas entrevistas ha venido a dar explicaciones coincidentes. Y en ambas ha creado serias dudas sobre la legalidad de su actuación tributaria, según expertos fiscales con los que ha consultado este digital.

"... Una colaboración que lleva más de dos años"
Nos centramos en su entrevista en Público, puesto que al aparecer escrito resulta más fácil recoger con exactitud sus palabras, si es que este medio, muy cercano a La Tuerka y a Podemos, no ha cometido error de transcripción.

El autor de la entrevista pregunta a Monedero: “Ellos (ELPLURAL.COM) dicen que tú no aclaras la procedencia ni el tipo de trabajos que generaron esos elevados ingresos, lo que los hace sospechosos”. Y en su respuesta, el líder de Podemos da una larga explicación de sus trabajos en el extranjero para diferentes organismos internacionales, así como de países, en especial Latinoamericanos. Cita en concreto a Bolivia, Ecuador, Venezuela y Nicaragua, a los que dice asesorar sobre “un proyecto que tiene que ver con una moneda común para Latinoamérica”.

Y al final de su larga contestación, da respuesta a lo que no llegó a responder a ELPLURAL.COM, puesto que no devolvió ni nuestras llamadas, ni nuestros mensajes telefónicos. Dice Monedero, con la intención de aclarar por qué percibe una cantidad tan grande como 425.000 euros en un pago: “… Es una colaboración que lleva más de dos años y que facturan cuando quieren y cuando pueden. Por eso se ingresa el dinero en un plazo que parece muy corto”.

"Cuando necesito dinero, cobro a los precios de mercado"
Es decir, Monedero viene a aclarar que ha venido realizando trabajos durante dos años. Y aunque no lo expresa así en este momento, se deduce que crea su empresa específicamente para cobrar el dinero por ese trabajo. Ahora volvemos sobre este asunto, porque en la siguiente pregunta el líder de Podemos, da otro dato aclaratorio importante.

Le preguntan, “¿Necesitabas crear una empresa para tu trabajo?”. A lo que él responde que trabaja mucho gratis, pero que “cuando necesito dinero, cobro a los precios de mercado”.

De todo esto se deduce que Juan Carlos Monedero, el profesor, trabajó durante dos años para diferentes organismos, pero que el pago proviene exclusivamente de la consultoría que hizo para los países latinoamericanos. Que este trabajo no lo facturaba cuando lo iba realizando. Que los países latinoamericanos, y así lo especificó también en su entrevista en La Sexta, donde dijo que los 425.150 euros los había recibido en un solo pago de países latinoamericanos (“todos los contratos han coincidido a la vez”, “se mancomunan los países entre ellos (…) y todos se ponen de acuerdo”), le pagaron “cuando pueden”. Y por último, que cuando le van a pagar por un trabajo que ha hecho él como profesional, pero como Persona Física, es cuando crea una empresa, Caja de Resistencia Motiva 2 Producciones S.L., para cobrar como sociedad el dinero que por su trabajo se ha ido acumulando por sus diferentes consultorías.
Diferentes tipos impositivos

El resultado de todo esto es que Juan Carlos Monedero, según él mismo y su explicación se ajusta a los hechos, estuvo sin facturar sus trabajos durante  dos años, aunque la ley dice que debe facturarse por cada trabajo que se hace, y en consecuencia pagar los impuestos correspondientes. Además, al crear una sociedad para cobrar la deuda que sus contratistas fueron acumulando con él al no pagarle hasta que pudieran, Juan Carlos Monedero, que hizo los trabajos antes de existir la sociedad, y que por tanto no hubiera debido facturar a través de ella, se benefició de pagar al menos un 25% de los impuestos, lo que pagan las sociedades, en lugar del 52% que hubiera debido pagar por IRPF, ya que cuando realizó los trabajos, según él mismo ha dicho, no los hizo a través de la sociedad, que no existía, sino como persona física.

 

Francisco Medina es director adjunto de ELPLURAL.COM