Política

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica, premio de Derechos Humanos

La Brigada Abraham Lincoln y la Fundación Puffin distinguen a la asociación de Emilio Silva y denuncian la pasividad del Gobierno

0
Jue, 8 Ene 2015

 


Laboratorio de Ponferrada de la ARMH que gracias al premio podrá permanecer abierto durante dos años



“Es una satisfacción enorme y un tirón de orejas al Gobierno español que está omitiendo su responsabilidad”. Emilio Silva, presidente y fundador de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica manifestaba ayer a ELPLURAL.COM su emoción ante la magnífica distinción que la ARMH va a recibir: el premio de Derechos Humanos concedido por los Archivos de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA). Dotado con 100.000 dólares, es uno de los mayores galardones de Derechos Humanos en el mundo. Y llega justo a tiempo, cuando la ARMH iba a cerrar su laboratorio por falta de medios.

Exultante
“Emilio Silva afirmaba exultante: “ahora, en vez de cerrarlo como nos veíamos abocados a hacer, vamos a poder estirar dos años los trabajos del laboratorio… y podremos seguir haciendo exhumaciones. Si hasta ahora lo hechos hecho sin un duro solo con capital humano, ahora podremos hacer muchas cosas…”  Y eso que llevan 14 años sin parar. “Gracias al trabajo de la ARMH, en España se ha conseguido derribar el muro de olvido que existía en torno a las víctimas de aquel nefasto periodo” —afirmaba  el juez Baltasar Garzón.

Reivindicar la memoria en Nueva York
La ocasión no se le va a escapar a esta entidad sin ánimo de lucro que busca ayudar a las familias a encontrar a sus seres queridos desaparecidos durante la guerra civil y la dictadura. En el acto de entrega del premio, que será en Nueva York el sábado 9 de mayo a las 14:30 horas en la Japan Society,  Silva piensa llevar un vídeo, una exposición, contactar con todo tipo de organismos de Derechos Humanos, con la ONU, aprovechar la comida de gala para denunciar lo que pasa en España con las víctimas que es muy grave, dice, y nadie entiende. 

“No se creían lo de la División Azul”
También tiene Silva intención de explicar lo que el ejecutivo de Rajoy no hace y lo que propicia: “Es que cuando conté a los de esta organización ALBA que España estaba colaborando con las exhumaciones de los voluntarios de la División Azul, sabiendo como saben el olvido en el que tienen a las víctimas del franquismo, casi se desmayan, no se lo podían creer. Así que este viaje servirá también, como siempre, para denunciar”. 

Mantener vivo el legado
El premio ALBA/Puffin nació para dar apoyo a causas activistas actuales como parte de una iniciativa diseñada para mantener vivo el legado de las experiencias, aspiraciones y el idealismo de la Brigada Abraham Lincoln. Fue creado por el filántropo y visionario Perry Rosenstein, presidente de la Fundación Puffin, que en 2010 estableció un fondo con este fin. 

114.000 nombres recuperados
Manuel Rivas escritor y poeta, quien nominó al premio a la ARMH explica así la razón de esta distinción: “La ARMH ha restaurado 114.000 nombres sin rostro. Promoviendo la verdad, la justicia y la reparación de las víctimas del fascismo, ha conseguido perpetuar el legado antifascista y de justicia social de la Brigada Lincoln”.

Madres de Mayo, un premio Nobel…
Junto a Rivas, añadieron su firma de apoyo la periodista y presidenta de la Fundación José Saramago, Pilar del Río; Nora Cortiñas, fundadora de las Madres de Plaza de Mayo; el actor Juan Diego Botto y el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, entre otros. 

La represión franquista
En un comunicado hecho público este jueves, por su parte ALBA resume: “Más de 114.000 cuerpos yacen, sin identificación, enterrados en fosas comunes, víctimas de la represión durante la Guerra Civil Española (1936-1939) y la posterior dictadura franquista (1939-1975)”.

El Estado ignora a las víctimas
“Desde el retorno de la democracia en 1978, decenas de miles de españoles han anhelado localizar y exhumar los restos de sus seres queridos para honrar su memoria y darles un entierro digno. Sin embargo, desde hace casi cuatro décadas, el Estado español prácticamente ha ignorado los derechos de las víctimas del fascismo español”, añaden. 

La lucha de Silva
Sobre la ARMH indican que surgió “a raíz de la lucha del periodista Emilio Silva para exhumar los restos de su abuelo de una fosa común en el noroeste de España, donde fue ejecutado por un grupo de pistoleros falangistas en octubre de 1936. En el año 2000, con la ayuda de un equipo de voluntarios, el Sr. Silva desenterró el cuerpo de su abuelo junto con los de otros doce republicanos” 

15 años de exhumaciones
“La exhumación fue ampliamente difundida y muchos otros españoles se dirigieron posteriormente a Silva con el deseo de recuperar a sus propios familiares. El señor Silva fundó la ARMH en el año 2000- continúan-. En sus 15 años de existencia, la ARMH ha llevado a cabo más de 150 exhumaciones de fosas comunes por todo el territorio nacional y recuperado los restos de más de 1.300 víctimas del régimen de Franco, aproximadamente un 8% de los desparecidos”.

Sin apoyo estatal
Denuncian además: “La Asociación ha hecho este trabajo con casi ningún apoyo estatal, olvidada por un Gobierno que desde el año 2011 ha suprimido todas las ayudas destinadas a actividades relacionadas con las víctimas de la Guerra Civil y el franquismo”. 

En la agenda de la ONU
No olvidan señalar que a través de la labor de promoción a nivel nacional e internacional de la ARMH, “el Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas comenzó a incluir a España en sus informes a partir de 2003”. 

La Brigada Abraham Lincoln
Después del estallido de la Guerra Civil Española (1936-39) alrededor de 40.000 hombres y mujeres de 52 países, incluidos 2.800 de Estados Unidos, viajaron a España para unirse a las Brigadas Internacionales y luchar contra el fascismo. Los voluntarios de EE.UU. llegaron a ser conocidos como la Brigada Abraham Lincoln. 

Los archivos
Fundada en 1979, los Archivos de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA) es una organización educativa sin fines de lucro que promueve la sensibilización pública, la investigación y el análisis con respecto a la Guerra Civil Española y su significado histórico, político y artístico, sustentado en un importante archivo ubicado en la Biblioteca Tamiment de la Universidad de Nueva York. Miles de cartas, folletos, carteles, escritos, fotografías y películas almacenadas allí son consultados por investigadores y estudiantes de todo el mundo.