Política

El ministro del Interior, en la Orden del cardenal que perdona la pederastia y minimiza el Holocausto

Retrógrado convencido y miembro del Opus Dei, Jorge Fernández Díaz es miembro del mismo grupo católico que el primo del Rey que gestionó Viajes Marsans

0
Vie, 30 Nov 2012

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, es miembro de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge, movimiento de caballería que busca la glorificación de la Cruz, la difusión de la Fe y la defensa de la Santa Madre Iglesia. Así ha sido confirmado a ELPLURAL.COM por el propio departamento de comunicación del ministro del Partido Popular.

En concreto, Fernández Díaz fue investido caballero de esta orden ultracatólica en noviembre de 2008 (cuando era vicepresidente del Congreso de los Diputados) en una ceremonia que ofició en la catedral castrense de Madrid monseñor Juan del Río y Manuel Monteiro de Castro.

También del Opus
De este modo, Fernández Díaz compagina su militancia en el Opus Dei con esta Orden a la que también pertenecen Carlos de Borbón-Dos Sicilias y el cardenal Darío Castrillón Hoyos.

Gran Maestre
En concreto, Carlos de Borbón-Dos Sicilias ejerce de Gran Maestre de la Orden Constantiniana. Hijo de Alfonso de Borbón-Dos Sicilias, este infante podría llegar a ocupar el primer puesto en la línea de sucesión a la corona española después de los descendientes directos del rey Juan Carlos I.

Carlos Borbón-Dos Sicilias, primero a la izquierda.

“Enfermedad degenerativa”
Aunque en general ha estado alejado de la primera línea informativa, Carlos de Borbón-Dos Sicilias acaparó la atención mediática cuando en marzo de 2011
alegó sufrir una “enfermedad degenerativa” que le provocaba “lagunas en su memoria y en el habla”. Lo hizo después de que la Justicia le exigiera rendir cuentas como testigo en el proceso que investigaba la quiebra de Viajes Marsans (firma de la que era consejero independiente y por la que se enfrentaba a un posible embargo cautelar de sus bienes).

Pederastia
Además del primo de Juan Carlos I, en la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge también juega un papel importante Darío Castellón Hoyos, quien ejerce de Gran Prior de este misterioso colectivo. Fue en 2010 cuando este cardenal colombiano generó enorme polémica a raíz de la publicación de una carta en la que felicitaba a un obispo francés por no “entregar” a uno de sus sacerdotes que había sido acusado de cometer un delito de pederastia.


El cardenal Castrillón

Modelo a seguir
Según la versión del cardenal, su vergonzante carta recibió el visto bueno del papa Juan Pablo II en 2001. “Después de consultar al Papa y mostrársela, escribí una carta al obispo, felicitándolo como modelo de un padre que no entrega a sus hijos”, declaró en su día.

Minimizando el holocausto
Mención aparte se merecen las declaraciones que el cardenal realizó en septiembre de 2009, cuando sostuvo que el obispo lefebvriano Richard Williamson, que levantó ampollas en Alemania por poner en duda el Holocausto, “no negó” la matanza de seis millones de judíos por parte de los nazis sino que lo minimizó. “Es una cuestión histórica. El problema moral es sólo el genocidio racista”, indicó en una entrevista publicada en el diario Süddeutsche Zeitung.

Ultracatólico
Además de Gran Maestre y Gran Prior, la Santa Orden también cuenta entre su órgano de Gobierno con un Gran Canciller, un Gran Tesorero, un Presidente y un Gran Inquisidor. Organigrama que demuestra el carácter de este movimiento en clara sintonía con las posiciones que Fernández acostumbra a defender en el Congreso, ya sea para oponerse a la reforma del aborto, para atacar la ley de Memoria Histórica, para expresar su rotundo rechazo a la ley del matrimonio homosexual o para impulsar el controvertido homenaje que en su día la Cámara realizó a Sor Maravillas.

Rouco Varela
Según una información publicada por El Confidencial, el controvertido carácter de esta Orden ha motivado que el Papa Benedicto XVI no le reconozca legitimidad. Hecho que sin embargo no habría impedido al presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, asistir el pasado 25 de octubre en Madrid a la investidura de los nuevos caballeros de la Orden. Lo hizo, según El Confidencial, acompañado del propio ministro del Interior. Extremo que ha negado rotundamente a este periódico la jefa de prensa del Arzobispado de Madrid: "La lealtad de Rouco a la Iglesia no es cuestionable”. La misma fuente ha añadido que el cardenal estuvo en Roma "desde el 7 de octubre hasta el 28 o 29  de octubre", con motivo de la celebración del Sínodo diocesano.

 

Marcos Paradinas es redactor jefe en ELPLURAL.COM

 


Noticias relacionadas