Política

La 'trama Gürtel' de Baleares salpica a los gobiernos de tres expresidentes de la Generalitat Valenciana

Over Marketing recibió 3’5 millones entre 2002 y 2005 por la adjudicación de tres campañas publicitarias

Sáb, 3 Nov 2012

Los gobiernos de Eduardo Zaplana, José Luis Olivas y Francisco Camps, tres de los cinco presidentes con que hasta ahora ha contado la Generalitat Valenciana, se han visto en mayor o menor grado relacionados en la llamada trama Gürtel de Mallorca, que está siendo investigada por el juez José Castro en el caso Palma Arena por haber financiado presuntamente al PP de Baleares a través de la empresa de publicidad Over Marketing.

El empresario Daniel Mercado, dueño de Over Marketing, reveló al juez durante su declaración del pasado 27 de octubre que recibió un total de 3’5 millones de euros de las consejerías valencianas de Sanidad y Justicia en los años 2002, 2003 y 2005 a través de contratos que habrían sido amañados, según consta en su declaración transcrita en el sumario.

Tres adjudicaciones
De la documentación incautada por la policía durante un registro a las empresas de la trama se desprende que Over Marketing habría conseguido al menos tres adjudicaciones de la Generalitat Valenciana. Así, en noviembre de 2002 habría conseguido una campaña para “la creatividad, producción, planificación de medios y difusión de la campaña publicitaria institucional de la sanidad en la Comunidad Valenciana” por la que se habría embolsado más de dos millones de euros. En 2003 habría sido la consejería de Justicia quien le habría adjudicado una campaña para “promover la participación electoral “en las elecciones autonómicas de ese año por cerca de 700.000 euros. Finalmente, ya en 2005, sería la consejería de Sanidad quien volvería a contratar con Over Marketing adjudicándole por más de 800.000 euros una campaña sobre el uso racional de medicamentos.

Declaración contradictoria
Los contratos se habrían amañado tras invitar la Generalitat a tres empresas de su grupo en los negociados sin publicidad, para finalmente acabar concediendo el concurso a su empresa, según consta en su declaración. Sin embargo, ya en su día, portavoces de las consejerías de Sanidad y Justicia manifestaron que los contratos se rigieron por “un concurso público, con sus informes de intervención y asesoría jurídica y con su mesa de contratación”, es decir, sin ninguna irregularidad.

Daniel Mercado declaró también ante el juez que los contratos que recibió se realizaron durante los gobiernos de Zaplana y Olivas, pero que en la etapa de Camps no obtuvo ninguna adjudicación, una declaración que se contradice por cuanto Camps ya era presidente cuando en 2005 se efectuó la tercera de las adjudicaciones por más de 800.000 euros.

Camps, beneficiario de regalos
En la documentación en poder de la policía figura Francisco Camps entre los líderes del PP a quienes Mercado obsequiaba con regalos navideños, unos presentes que tenían como objetivo fomentar y cuidar las relaciones públicas, según ha resaltado Jaime Sanz de Bremond, abogado de Mercado. Los obsequios consistían en carteras, portadocumentos, corbatas o bolsos, accesorios valorados en algún caso en 500 euros. Entre los líderes del PP que recibieron regalos figura la expresidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, que devolvió el obsequio, un hecho que no consta en el caso de Camps.

Rivalidad entre tramas
Por otra parte, de la declaración de Mercado se desprende la existencia de una dura rivalidad entre Over Marketing y las empresas de la trama Gürtel de Madrid y Valencia, con enfrentamientos verbales entre Alvaro Pérez El Bigotes y Francisco Correa, presunto cerebro de Gürtel, y Daniel Mercado, según revela el diario Levante-EMV.

Así, según Mercado, El Bigotes lo interpeló un día en plena calle en Valencia para que no interfiriera en sus negocios con la Generalitat Valenciana, diciéndole que “estás equivocado si crees que vas a trabajar en la Comunidad Valenciana” y que jamás realizaría un contrato de creratividad de familia. Mercado, que pensaba contar ya con dicha adjudicación, recibió días después una llamada desde la Generalitat para anular el trabajo. Entre 2007 y 2008 Mercado asegura que se cruzó en Madrid con Correa, quien lo habría amenazado con sufrir daños físicos “si seguía intentando trabajar con organismos públicos de comunidades autónomas gobernadas por el PP”.