Opinión

Los trabajadores crean empleo

Si dejamos a miles de mineros, de médicos, de maestros, y de otros empleados públicos en el paro, ya no podrán gastarse los euros que se gastaban en el bar, en la tienda de ropa o en la de muebles.

0
Vie, 8 Jun 2012

Pues bien, la genial idea de este Gobierno, que cada día se nos muestra más incapaz para solucionar los problemas de España, es precisamente disminuir el número de clientes en nuestro país. Con sus políticas de recortes (que van desde la médula del Estado Social, que son la Sanidad y la Educación, hasta la minería, pasando por el recorte en salarios públicos) se consigue eliminar miles de clientes del sistema.

Un minero trabajando, no sólo es mano de obra, sino que cuando sale del trajo le gusta ir con sus hijos a comer a un bar o comprarse ropa nueva. Es decir, parte del dinero que ingresa por trabajar en la mina, lo vuelve a poner en circulación gastándolo en otras empresas, y es lo que hace que el sistema funcione.

Si dejamos a miles de mineros, de médicos, de maestros, y de otros empleados públicos en el paro, ya no podrán gastarse los euros que se gastaban en el bar, en la tienda de ropa o en la de muebles. Así, el dueño del bar o de la tienda, como ha perdido clientes (médicos, mineros o profesores que ahora están en paro) antes de cerrar, despide a gran parte de sus camareros y dependientes, que irán derechitos a las filas del INEM junto a los ciudadanos mencionados anteriormente. De este modo multiplicamos las deudas de nuestro país y disminuimos de manera brutal los ingresos en el sistema (tanto empresas como Administraciones).

Por tanto, lo que un Gobierno medianamente inteligente debería hacer, es no permitir bajo ningún concepto aumentar las filas del paro, porque eso nos deriva a una espiral de más desempleo y miseria. Un Gobierno honesto en una crisis como esta, está obligado moralmente a poner dificultades a que se despidan trabajadores (en lugar de esta criminal reforma laboral que facilita el despido), y mantener y aumentar el poder adquisitivo de trabajadores públicos, que en momentos de inestabilidad son los que podrían seguir manteniendo cotas estables de consumo, en lugar de recortarles el sueldo y mandar a miles de interinos a la calle, lo que nos cuesta más dinero aún, puesto que tienen derecho a prestaciones por desempleo.

Señor Rajoy, quienes realmente dan trabajo, son los propios trabajadores, sean funcionarios, mineros o dentistas. En lugar de poner el dinero en Bankia (para que se lo queden unos pocos) ponga esos euros en los bolsillos de los currantes, ya verá usted como los ciudadanos, simplemente gastando nuestro dinero, lo estarán distribuyendo en el sistema muchísimo mejor (y de manera más justa) que su amigo Rato o Goirigolzarri.

Discúlpenme los lectores por este texto tan elemental, pero a ver si con suerte lo lee el presidente Rajoy y se da cuenta de su garrafal error de base. Eso en el mejor de los casos de que el señor Mariano sea sólo un zoquete bienintencionado. También cabría la posibilidad de que en lugar de ser un pobre hombre encumbrado que no sabe como servir a los ciudadanos que le han votado, fuera un fiel sirviente de los intereses de la minúscula alta burguesía financiera. En este caso, no cabría otra solución que tumbar este Gobierno.

Alfonso Cortés González es vicedecano de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Málaga y profesor de Comunicación de las Instituciones Públicas
www.alfonsocortes.com