Sociedad

Un nuevo descubrimiento podría ayudar a revertir la pérdida de memoria por el Alzheimer

Los responsables son un grupo de científicos del Instituto Tecnológico de Massachusett

274
Jue, 10 Ago 2017

La investigación del Alzheimer parece haber dado un pequeño y a la vez gran paso para luchar contra la enfermedad del olvido. Y es que, un grupo de investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts ha comprobado cómo el bloqueo de una enzima puede ayudar a revertir la pérdida de memoria. Los resultados se han publicado en la revista científica Cell Reports.

En concreto, afirman haber encontrado un mecanismo que, en ratones de laboratorio, bloquea específicamente la enzima HDAC2 en su acción degenerativa de la memoria, sin causar daños colaterales.

Para identificar su función. los investigadores analizaron tejidos de un grupo de personas fallecidas que no sufrían Alzheimer, de las cuales 28 tenían niveles altos de la enzima y 35 niveles bajos

Centraron el estudio en tres genes de un total de 2.000

El análisis condujo a la identificación de aproximadamente 2.000 genes con niveles similares a la HDAC2 de los que, a partir de la información de sus funciones, los investigadores eligieron tres para exámenes posteriores.

El estudio de estos tres genes llevó a la identificación de la Sp3 como la enzima ligada a la HDAC2 para la supresión de las células de la memoria. 

Concretamente, los científicos descubrieron que esta enzima se une a Sp3 formando una unión que “condensa firmemente” los genes relacionados con la memoria, impidiendo su desarrollo. Utilizaron un fragmento relativamente grande de proteína que interfiere con la HDAC2 para evitar que se uniera a esta otra, y por lo mismo se redujera su efecto debilitador de la memoria.

Posteriormente, la investigación encontró que desactivando la Sp3 en ratones utilizados como modelos de Alzheimer se restablecía la habilidad de la memoria a largo plazo.

Ahora Hidekuni Yamakawa, Jemmie Cheng y Jay Penney, investigadores líderes del estudio, buscarán moléculas más pequeñas que cumplan esta misma función disociadora y que puedan ser administradas como medicamentos.

"Esto es emocionante porque, por primera vez, hemos encontrado un mecanismo específico por el cual la HDAC2 regula la expresión genética sináptica", explica Li-Huei Tsai, directora del Instituto de Aprendizaje y Memoria Picower de MIT e investigadora sénior del estudio.

Los científicos esperan continuar las investigaciones sobre la enzima HDAC2, que también aparece en niveles altos en otras enfermedades, como en el Trastorno por Estrés Postraumático.