Política
Javier López Madrid. EFE
Javier López Madrid. EFE

La Guardia Civil detiene a Javier López Madrid por pagar comisiones a Ignacio González

Ha dormido en dependencias policiales y será interrogado este jueves

2K
Vie, 21 Abr 2017

Es el yerno de Juan Miguel Villar-Mir, casado con su única hija, y amigo de Felipe VI, quien cortó su amistad cuando se vio envuelto en líos judiciales. López Madrid ya está condenado por gastarse 35.000 euros con una tarjeta black de Caja Madrid. Ahora el juez ha ordenado su detención en el marco de la Operación Lezo por el presunto pago de una comisión de 1,4 millones de euros a Ignacio González desde una cuenta en Suiza. La noticia la ha avanzado la Cadena SER. 

El empresario madrileño será interrogado este viernes por agentes de la UCO. Ayer, la Guardia Civil registró la sede de OHL, propiedad de Villar-Mir en busca de pruebas sobre el pago de la mordida al expresidente madrileño- Los investigadores creen que el pago se transfirió desde una filial de la constructora en México, por medio de testaferros, por el contrato millonario del tren de Navalcarnero, adjudicado por la Comunidad de Madrid a OHL. 

López Madrid lleva tiempo en el ojo del huracán, primero fue noticia por una denuncia que puso contra él una médico por acoso sexual que finalmente fue archivada. El asunto fue muy turbio y salió a relucir el nombre del polémico comisario Villarejo. También apareció vinculado a Francisco Granados, de quien era amigo y a quien le dejaba su yate.

El tren de Navalcarnero que no existe

La construcción del tren de Navalcarnero se aprobó en el año 2008, pero OHL paralizó las obras tras un litigio con el Ejecutivo regional. La constructora adelantó 165 millones de euros para arrancar las obras, pero dos años después reclamó al Gobierno madrileño la resolución del contrato después de que, según la propia compañía, no se les adelantara los 50 millones de euros comprometidos en el contrato de concesión, ni cumpliera con el compromiso de modificar el contrato de riesgo-tráfico a disponibilidad.

Nueve años después, el proyecto, estimado en 362 millones de euros, que iba a unir las localidades de Navalcarnero con Móstoles está enterrado. OHL se ha sentido engañada por la Comunidad de Madrid porque previó un crecimiento de población en Navalcarnero que nunca llegó debido a la crisis económica.