Política

Los dos compañeros de González en su sospechoso viaje a Colombia

Edmundo Rodríguez Sobrino e Ildefonso de Miguel eran sus hombres de confianza en el Canal

91
Mié, 19 Abr 2017

En 2008, Ignacio González, entonces vicepresidente madrileño, viajó a Colombia en compañía de dos altos cargos en el Canal de Isabel II, Edmundo Rodríguez Sobrino e Ildefonso de Miguel. El primero era el hombre que gestionaba los negocios del Canal en Latinoamérica y el segundo, el gerente de la empresa pública. Este miércoles, Edmundo Rodríguez Sobrino ha sido detenido por la Guardia Civil, lo mismo que González, mientras que De Miguel está, también, en el centro de la investigación, denominada operación Lazo.

En unas imágenes ya conocidas, se podía ver a Ignacio González  junto a Edmundo Rodríguez Sobrino entrando en una vivienda con varias bolsas blancas y salir después sin ellas.

Rodríguez Sobrino
Edmundo Rodríguez Sobrino, una persona de máxima confianza de Ignacio González, era presidente de Inassa, el brazo del canal Isabel II para sus negocios en Latinoamérica.  Su nombre apareció en los papeles de Panamá y esto provocó que fuera destituido, en 2016, por el Gobierno de Cristina Cifuentes.

La Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, investiga la compra por parte de Inassa, en 2013, de la empresa brasileña Emissao Engenharia e Construçoes por un importe de 21,4 millones de euros. Un mes después el patrimonio neto en las cuentas del Canal era de 10,6 millones; al año siguiente, el valor de la sociedad era de 5,4 millones y a finales de 2015 daba pérdidas de 5,5 millones en el balance consolidado del Canal.

Ildefonso de Miguel, el gerente
El otro hombre de González en el Canal era, Ildefonso de Miguel, gerente del Canal de Isabel II entre los años 2004 y 2009. Está siendo investigado también en la Operación Lezo.

El mes pasado, Ildefonso de Miguel declaró ante la comisión de la Asamblea de Madrid que analiza los contratos públicos durante las etapas anteriores. Allí se desvinculó de irregularidades y calificó de “historia ridícula” su viaje institucional a Colombia en 2008. “Fuimos para tener una reunión con el presidente de Colombia”, dijo.