Política
Soraya y sus dos fieles. A la izquierda, Edelmira Barreira; a la derecha, su jefa de gabinete, María Pico.

Soraya se 'inventa' un organismo y coloca a su amiga Edelmira

La vicepresidenta ‘crea’ un Comisionado para el Reto Demográfico y elige para dirigirlo a una absoluta desconocida en el campo, pero vieja colaboradora personal suya

23K
Lun, 6 Feb 2017

En realidad llueve sobre mojado en el caso de la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y su vieja colaboradora Edelmira Barreira Diz. El pasado mes de noviembre de 2015, pocas semanas antes de las elecciones fallidas del 20D, en ELPLURAL.COM publicábamos una información titulada: “¿De quién eres y para qué vienes?”. Titular que en realidad tomábamos de la prensa de Ourense, que recibía así a la citada Edelmirra Barreira, impuesta desde Moncloa en las listas para el Senado por aquella provincia y que, como nos decía un comentarista político local, “aquí es una perfecta desconocida”.

Los sorayos miman y son mimados

La interpretación que se dio al desembarco de la paracaidista (también se les llama cuneros) Barreira en Ourense es que se trataba del pago, como apuntamos, por su vieja militancia en el campo de los Sorayos (nombre que se autodan con orgullo aquellos que forman la capilla de seguidores de la vicepresidenta, y donde Edelmira es conocida como Miri).

Y es que esta mujer de 38 años, licenciada en Políticas, como recoge la biografía oficial de la página de Moncloa que acompaña a su nombramiento ahora al frente de un nuevo organismo bajo el pomposo nombre de Comisionado del Gobierno frente al Reto Demográfico, tiene como gran mérito acumulado el haber estado a la vera de Soraya Sáenz de Santamaría toda su carrera, con la única excepción de un paso por la Dirección General de Administración Local de la Consejería de Justicia e Interior de la Xunta de Galicia antes de caer en la Secretaría de Política Social del Partido Popular. Cargo desde el que ya pasó a colocarse bajo el ala de la vicepresidenta, integrada entre sus asesores del Grupo Parlamentario. Y desde ahí hasta el Senado primero, y ahora, a la dirección, nada menos que como Comisonada con rango de subsecretaria, de esta oficina que debe hacer frente al Reto Demográfico.

Guante a medida

La elección de la señora Barreira Diz para el cargo no deja de ser sorprendente. De nuevo, porque como sucedió a los orensanos con su nominación a senadora, entre sociólogos y expertos en el campo de la demografía, la emigración, la seguridad social, la sanidad... todos los campos que se verán involucrados y afectados por esta oficina, la nueva subsecretaria es una perfecta desconocida. En realidad no se podía esperar que no lo fuera dado su currículo ya citado.

Pero también, porque el hecho de que la creación del organismo y su publicación en el BOE en la misma fecha en la que se produjo el nombramiento de la Comisionada, tienta a dar que pensar que organismo y Comisionada estaban pensados al mismo tiempo. Lo que en el mundo del cine se conoce como un papel escrito ex profeso para la actriz. Como publicaremos dentro de poco en ELPLURAL.COM, en realidad esto de los roles escritos pensando ya en los actores beneficiados no parece ser nada nuevo en este mundo del que hablamos, Sorayaland.

Y de paso, más dinero

Y además, claro, mejorando el nivel adquisitivo. Casi doblándolo en realidad, en poco más de un año. Porque Edelmira Barreira, que, según la declaración de bienes que había depositado como senadora, en Moncloa con su cargo de directora general, percibió en 2015 concretamente 58.028,66 euros, al convertirse en senadora en 2016 ya aumentó sus ingresos hasta rondar los 70.000 euros, ahora al inciarse 2017, como subsecretaria, se asegura (dependiendo del plus de productividad que se le asigne) rondar o superar los 100.000 euros. Una cantidad a la que siempre hay que añadir en esos casos, el pago en especies. Por ejemplo, su nuevo cargo llega con el coche oficial incluido.

 

Francisco Medina es director adjunto de ELPLURAL.COM